Logo La República

Sábado, 19 de octubre de 2019



ACCIÓN


Después de escuchar a Pinto en “Las Paredes Oyen”, es fácil deducir lo sucedido en Brasil

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 22 octubre, 2018

Jorge Luis Pinto habló de sus mandamientos y formas de trabajo en "Las Paredes Oyen".
Jorge Luis Pinto habló de sus mandamientos y formas de trabajo en "Las Paredes Oyen". Archivo/La República


Magistral entrevista de Édgar Silva a Jorge Luis Pinto, ocasión en que sus paredes oyeron, pero también hablaron.

Ninguna pregunta cajonera, conversación amena y profunda que "agarró para otro lado", y que los oyentes escucháramos lo que queríamos oír por una ruta distinta.

Qué fácil hubiera sido preguntar: ¿Qué sucedió en Brasil?

¿Es cierto lo que dicen los jugadores?

¿Cuál es el fondo de su denuncia, de que durmió con el enemigo?.

¿Qué le reclamó usted a la nutricionista?, y otra serie de interrogantes conducidas a satisfacer el morbo de los oyentes.

¡Nada que ver!

De la parte chismosa se habló lo mínimo; imperó y reinó la parte científica. ¡Aplausos para Silva!

"La disciplina mía es hacer las cosas cuando tienen que ser, en tiempo y forma; en los ejercicios, en las prácticas, vamos a estar concentrados.

Me gusta y pido que el jugador se dé en el entrenamiento, porque es la única manera de encontrar el éxito. En ese sentido soy exigente, no bravo".

Cuando don Édgar le pregunta al técnico colombiano, cuál es la diferencia entre bueno y excelente, don Jorge Luis responde: "Lo bueno se termina, la excelencia no tiene final" y ofrece una amplia explicación de su respuesta, que de inmediato nos transmite como sucede a lo largo y ancho de la entrevista, a los entrenamientos de la Selección Nacional para el mundial brasileño.

...lo bueno se termina

...en búsqueda de la excelencia no hay final.

El cuerpo humano no tiene límites y en un entrenamiento, debe ser exigido hasta el final, hasta su última gota, dio a entender el estratega suramericano.

...OK, estuvo bueno, vámonos... (un entrenamiento sin Pinto)

...Señores, de aquí nadie se va, vamos a repetir el ejercicio, el movimiento táctico una y mil veces hasta la perfección: (un entrenamiento con Pinto).

Fácil deducción después de escuchar la entrevista y única forma de entender, por qué se jugó aquel partido táctico perfecto contra Italia, ganado 1-0, donde los cuatro veces campeones del mundo, fueron sorprendidos por nuestra defensa 17 veces en posición fuera de lugar.

Y que conste en actas: varios defensores que jugaron ante Italia, siguieron en la Selección Nacional y jamás han podido repetir aquellas proezas tácticas.

"El ganador, el triunfador, debe tener algo bueno para poder llegar donde llega. Hay que ser bueno siempre, no a ratos...

Entonces, se debe entrenar como se juega, para poder triunfar. Esa es mi exigencia. Me gusta que el jugador no sea pasivo, que ejecute".

Vuela mi imaginación y comparo de inmediato los entrenamientos con don Jorge Luis, que llevan al malestar y al enojo de sus discípulos, con otros, cuando el director técnico de turno no es maestro, sino amigo.

"Soy una persona franca", dijo el extécnico de la Tricolor, quien agregó.

"Cuando me presento ante mis jugadores les confieso cómo soy, les pido que me conozcan, que soy franco y duro, características que al final redundarán en su propio beneficio.

Soy un hombre sano, no vivo haciendo trampas, engañando jugadores y a veces ellos no entienden esto. No todo el mundo entiende la franqueza como un bien y la confunden con la malacrianza.

Los futbolistas ticos son sensibles; cuando llegué a la Liga no me conocían, no me entendían, pero después lo asimilaron", dijo el estratega.

"Después de Brasil, me hubiese gustado que algunos jugadores hablaran con franqueza, se dijeron muchas cosas. No hubo sinceridad".

Pinto manifestó que lo de Brasil fue tan lindo, que es como cuando uno tiene una joya guardada, la cuida, la limpia, la protege y consideró que quienes hablaron cosas sin franqueza y sinceridad, ensuciaron y contaminaron la proeza.


Los 10 mandamientos

1.-Soy exigente, no bravo

2.-La disciplina no se negocia

3.-Se entrena como se juega

4.-Lo bueno se termina.

5.-La excelencia no tiene final

6.-Hay que ser bueno siempre

7.-De nada sirve ser bueno a ratos

8.-El jugador no debe ser pasivo

9.-No confundir franqueza con enojo

10.-No vivir haciendo trampas










© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.