Peces gordos sin trabajo
Enviar

Los tiburones nadan sueltos en el mar de la Gran Carpa; el "top ten" de los peces gordos se movió poco en el mes de diciembre y el arranque de 2018 se topa con varios beisbolistas de peso sin equipo.

El fenómeno japonés, Shohei Ohtani, que lanza de forma descomunal y también batea, un nuevo Babe Ruth se decidió por los Angelinos, que también atraparon a Zach Cozart, quien fue el "short stop" de la Liga Nacional en el Juego de Estrellas, jugando para los Rojos.

Wade Davis, cerrador estrella de los Cachorros, se fue para los Rockies con un contrato millonario y el inicialista de los Indios, Carlos Santana, pasó a los Filis de Filadelfia por $60 millones en tres temporadas.

Con este seco panorama, los siete principales agentes libres disponibles en el mercado no pudieron celebrar la Navidad y el Año Nuevo con la paz y la tranquilidad de un contrato que les garantice su futuro financiero a largo plazo.

Se esperaba que tras las firmas de Giancarlo Stanton, canjeado de los Marlins a los Yankees, y de Shohei Ohtani, firmado como agente libre por Angelinos de Los Ángeles, el mercado se movería a una velocidad vertiginosa, mas no fue así.

J.D. Martínez, Eric Hosmer, Lorenzo Cain, Mike Moustakas y Jay Bruce, los cinco mejores bateadores en vitrinas, junto a los derechos Jake Arrieta y Yu Darvish, los dos lanzadores abridores más codiciados, siguen sin trabajo al comenzar 2018.

¿Precios demasiado altos? ¿Influencia de la sabermetría en la forma de plantearse las cosas los equipos? Parte y parte. De todo un poco.

Martínez fue el tercer hombre con más cuadrangulares en todo el béisbol en 2017, con 45 bambinazos en 119 partidos, pues se perdió mes y medio al inicio de la campaña por una lesión.

Semejante paso le hubiera dado una proyección de 61 vuelacercas, dos más que Stanton y nueve más que Aaron Judge, el novato de los Yankees.

Pero su agente Scott Boras anda pidiendo un pacto alrededor de los $200 millones, algo que no todo el mundo está dispuesto a pagar, sobre todo por un hombre que ya cumplió los 30 años.

Los rumores que circulan llevarían a Hosmer hasta los Padres de San Diego, a Moustakas a los Mets de Nueva York y a Cain a los Azulejos de Toronto.

Los Yankees dijeron, un día antes de terminar 2017, que esperan a que el precio de Darvish baje para hacerle una oferta, pero tampoco luce como algo prioritario, pues el equipo está más enfocado en conseguir en un canje con los Piratas de Pittsburgh al derecho Gerrit Cole.

Y Arrieta, también representado por Boras, parece ser demasiado caro incluso para equipos ricos, como los Nacionales de Washington, que preferirían reforzar su cuerpo de abridores con hombres como Chris Archer o Jake Odorizzi, a quienes obtendrían en intercambio con los Rays de Tampa Bay.

Mientras tanto, el tiempo vuela y en poco más de un mes abrirán los campos de entrenamientos, sin que estos agentes libres sepan todavía a dónde reportarse.



Ver comentarios