Cachorros va reforzado al Juego de Estrellas
David “Big Papi” Ortiz de los Medias Rojas de Boston, se presenta a su último Juego de Estrellas, pues se retira al final de temporada. ADAM GLANZMAN-AFP/La República
Enviar

201607102150460.p30-beisbol-rec.jpg
Desde la temporada de 1963, cuando los Cardenales de San Luis plantaron sobre el diamante a todo su “infield”, será hasta el próximo martes, cuando se presente la edición 87 del Juego de Estrellas en el Petco Park en San Diego, que todos los jugadores del cuadro interior de los Cachorros de Chicago repitan la proeza.
Los espectaculares Cachorros, líderes de la División Central de la Liga Nacional con más de 50 triunfos, seleccionaron para el Juego de Estrellas al primera base, Anthony Rizzo; segunda, Ben Zobrist; tercera Kris Bryan y campocorto, Addisson Russell.
Las estrellas de los Pájaros Rojos del 63 fueron: Bill White, Julián Javier, Dick Groat y Ken Boyer.
Además, los Cubs agregan otro jugador titular para este juego, su jardinero Dexter Fowler y su dupleta de ases del montículo; Jack Arrieta y Jon Lester, lo que los convierte en la base de la novena del Viejo Circuito.
Ausente por primera vez en ocho ediciones, el receptor de los Cardenales, Yadier Molina, que perdió la elección con el “catcher” de los Gigantes, Buster Posey y tampoco le alcanzó para entrar entre los suplentes. Con mucha humildad, Yadier reconoció que por sus números, no merecía ir en esta ocasión a la competencia de los astros.
La Liga Americana centra su atención en el fenomenal David Ortiz; el “Big Papi” se presenta con 40 primaveras a su último Juego de Estrellas, del que no falta en sus últimas diez ediciones.
En su última temporada en el béisbol profesional, dado que se retira al final de la campaña, el mejor bateador designado de la última década, lidera un selecto grupo de estrellas de los Medias Rojas de Boston, novena que al igual que los Cachorros, acaparó la mayor cantidad de posiciones para el evento.
De los calcetines rojos serán titulares en San Diego, además de Ortiz, el campocorto arubano, Xanders Bogaerts, los jardineros Jackie Bradley Jr. y Mookie Betts y los lanzadores, Steven Wright, nudillista y el taponero Craig Kimbrell.
El Juego de Estrellas presentará 11 debutantes, la mayor cantidad desde 2005 y además, 12 de los seleccionados tienen menos de 26 años, lo que habla del relevo generacional en la Gran Carpa.
Un detalle impresionante será la presencia del beisbol latinoamericano, que se hace presente con 27 beisbolistas, cinco de ellos titulares en la Liga Americana y el cubano Yoenis Céspedes de los Mets en la Liga Nacional. La presencia latina en el nuevo circuito la integran el segunda base de Houston, José Altuve; el tercera base de Baltimore, Manny Machado, el propio Bogaerts en el campocorto; el receptor campeón mundial con los Reales, Salvador Pérez y el “Big Papi” Ortiz.
Alternarán en la lomita los mejores lanzadores de ambas ligas, y así veremos a Chris Sale, Danny Salazar, Cole Hamells, Zach Britton, Dellin Betances, Andrew Miller, Wade Davis en la Americana y a Lester, Arrieta, Madison Bumgardner, Johnny Cueto, José Fernández, Julio Teherán, Noah Sindergaard y Stephen Strasburgh entre otros en la Nacional. Recordar que Clayton Kershaw está lesionado
Terry Collins de los Mets será el piloto de la Nacional y Ned Yost de los Reales en la Americana, los equipos que fueron a la última Serie Mundial.
Además, quien triunfe en el Juego de Estrellas, se llevará la localía a la hora de jugar la Serie Mundial.



Ver comentarios