Logo La República

Domingo, 20 de octubre de 2019



ÚLTIMA HORA


Peces cambian su comportamiento a causa de los agroquímicos

Jeffry Garza [email protected] | Miércoles 11 septiembre, 2019 10:55 am

Sardinita de río
Imagen con fines ilustrativos. Elaboración propia/La República


Un nematicida utilizado en el país para el cultivo del banano afecta el comportamiento de los peces y los hace más propensos a los depredadores, concluye un estudio de la Universidad de Costa Rica (UCR) y el Instituto Regional de Estudios en Sustancias Tóxicas de la Universidad Nacional.

La investigación, a cargo de la bióloga Natalia Sandoval, utilizó como sujeto de estudio la especie conocida como sardinita de río, un pez nativo que está presente en la mayoría de ambientes de agua dulce y estuarios del territorio nacional.

Las muestras fueron capturadas en Sarapiquí; luego, llevadas al Laboratorio Húmedo de la Escuela de Ciencias Biológicas de la UNA, donde los organismos se dividieron en dos grupos.

Uno permaneció en condiciones regulares, y otro estuvo expuesto, en peceras individuales, a la concentración mínima del plaguicida, en la que había un indicador de neurotoxicidad, durante 48 horas.

Después, ambos grupos se transfirieron a los tanques en los que se realizaron los experimentos.

Lea más: Canal francés expone problemática de plaguicidas en Costa Rica

Los biomarcadores con los que se midieron los efectos celulares y de comportamiento del pez proporcionaron nueva información para la ciencia, aunque, a nivel metabólico, quedó claro que el plaguicida no significaba ningún coste energético extra para el pez.

Sandoval logró demostrar que el nematicida utilizado en sus experimentos causa la inhibición de hasta un 54% de una enzima encargada de recoger el neurotransmisor que está en la sinapsis de las neuronas (comunicación entre dos neuronas).

Esto provoca una ruptura neuronal que ocasiona cambios en el comportamiento del pez.

Por lo tanto, después de la exposición al agroquímico −y pese a su preferencia usual por entornos oscuros−, los peces empezaron a explorar más las zonas claras de la pecera, acto que va en contra de su mecanismo natural de defensa.

En el caso del estímulo como respuesta al ataque de un depredador, los organismos expuestos a la sustancia química reaccionaron más lento (3,43 milisegundos) en comparación con los que no lo estuvieron (1,49 milisegundos).

Lea más: Piñeras tendrían mejores prácticas ambientales, según Gobierno

El estudio fue publicado en la reconocida revista académica internacional Scientific Reports, en julio pasado.


NOTAS RELACIONADAS






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.