Parejas que demandan FIV piden a la Caja iniciar con exámenes y diagnósticos previos
Huberth May, representante de las parejas afectadas por la no aplicación de la FIV, insta a la Junta Directiva de la Caja a dar el “banderazo de salida” para que quienes requieran la técnica inicien con las fases previas mientras se construye la unidad de atención. Gerson Vargas/La República
Enviar

Las parejas que demandan a la Caja de Seguro Social la aplicación de la técnica de Fertilización In Vitro (FIV) piden que se inicien cuanto antes las fases previas al procedimiento.

Estos requerimientos preliminares son exámenes, diagnósticos y procesos de atención médicos indispensables antes de que se les aplique la técnica.

La solicitud la realizan luego de que la institución anunciara que empezó la construcción de la Unidad de Reproducción Asistida de Alta Complejidad, que se ubicará en el Hospital de las Mujeres.

Huberth May, representante de las parejas afectadas por la no aplicación de la FIV, cataloga como buenas noticias el inicio de dicha edificación; sin embargo, insta a la Junta Directiva a sesionar para iniciar con esas fases previas.

“Hay un acuerdo con la Dirección Jurídica de la Caja, pero está supeditado a la Junta Directiva. El problema que ha surgido, es uno operativo de ellos: no tenía cuórum para poder sesionar. Instamos a la Junta Directiva para que conozca a la brevedad este tema”, aseguró May.

Dicho convenio consiste en obligar a la Caja a prestar la atención previa a todas las parejas. En este momento el acuerdo que daría este aval está en “fila”.

Contando con los exámenes y atención médica, se estaría avanzando de forma paralela a la construcción de la unidad de atención, la cual se prevé esté lista y en funcionamiento en los primeros meses de 2019.

En caso de que el centro no esté a tiempo, los demandantes insistirán en que la técnica se aplique a nivel privado y sea costeada por la Caja.

“No estamos en una posición inflexible pero esperamos que ya el servicio se brinde en enero del próximo año. Por el momento, el acuerdo lo vemos como una solución positiva”, comentó May.

La inversión que asumiría la Caja por cada pareja que debe someterse a FIV es de al menos unos $4.800. El país posee dos centros médicos privados que cuentan con el aval para realizar el procedimiento.

Minoría de casos

La FIV es el último eslabón del tratamiento que se ofrece a las personas con problemas de infertilidad. Se estima que:

  • Solo un 20% de los casos será referido a la Unidad de Alta Complejidad
  • Se harán unas 170 técnicas de FIV al año


Fuente: Caja de Seguro Social


Ver comentarios