Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



ACCIÓN


Paliza brasileña

Luis Fernado Rojas [email protected] | Jueves 18 octubre, 2007



Paliza brasileña

Luis Rojas y EFE
[email protected]ública.net  

Brasil abrió un partido cerrado y que apenas ganaba 1-0 al minuto 70’ y terminó goleando a Ecuador, que en los últimos 20 minutos del partido se derrumbó y al final salió vapuleado 5-0.
El partido, de la segunda jornada de la eliminatoria suramericana y que se jugó en el histórico estadio Maracaná, no tuvo muchas emociones aunque fue dominado por los locales, a lo largo de los 90 minutos.
Brasil, que solo por momentos pudo mostrar algo del juego vistoso que su afición le pedía abrió el marcador al minuto 19 por intermedio de Vagner Love, quien ya al 15 había estremecido el horizontal de arquero ecuatoriano, Daniel Viteri.
Con ese gol Brasil se acomodó en el resto de la primera parte y administró la pelota con inteligencia, pero sin brillo, limitándose a evitar la reacción del conjunto ecuatoriano.
Al comienzo del segundo periodo, el equipo “canarinho” salió con más ganas, pero moviéndose solo gracias a arranques de Ronaldinho.
Segundo Castillo, con un tiro de falta envenenado, que se fue por encima del larguero del portero brasileño, Julio César, por pocos centímetros, realizó la única ocasión de peligro de Ecuador.
A partir de ese momento, Ecuador se vino abajo y Brasil apretó el acelerador, con jugadas de lujo de los “fantásticos” Kaká, Ronaldinho y Robinho.
Kaká optó por buscar el gol de lejos, cuando más dificultades parecía que tenían los brasileños para ver la meta rival.
El “milanista” cañoneó desde media distancia y, a mitad de camino a la portería, la desvió Ronaldinho con un toque sutil, que despistó a Viteri, convirtiendo el segundo gol.
Minutos después, Kaká repitió la jugada. Controló el balón, se lo preparó y disparó con violencia. En esta ocasión, la pelota describió una hermosa parábola y se alojó en la escuadra izquierda del portero ecuatoriano.
Cuando los visitantes ya estaban totalmente superados, Robinho hizo la jugada del partido. Regateó en la banda, junto a la línea de córner, se adentró en el área y pasó al desmarcado Elano, que acababa de entrar, para marcar el cuarto a placer.
Los ecuatorianos estaban deseando que el árbitro pitase el final. Sobre todo el cancerbero Viteri, que en la siguiente jugada dejó escapar entre los dedos un lanzamiento lejano de Kaká que redondeó la goleada.
Los ecuatorianos suman su segunda derrota consecutiva y se encuentran en una situación difícil en las eliminatorias. Brasil, con cuatro puntos, ya ha entrado en la lucha por los puestos que otorgan una plaza para el Mundial.