PAC reconoce que votación en Semana Santa le afecta más que a Restauración
Enviar

A pocos días de que culmine la campaña electoral y con las encuestas en contra, el PAC reconoce que la realización de las votaciones el Domingo de Resurrección le afectará más que a sus rivales de Restauración Nacional.


Y es que el elector rojiamarillo es en su mayoría joven, de clase media o superior y del Valle Central, por lo que se prevé que al llegar la Semana Santa, se traslade a la playa o montaña sin importar las elecciones.


Mientras tanto, los seguidores de Restauración Nacional son generalmente de clase baja y de las provincias costeras, por lo que no dejarían sus viviendas en estos días.


Ante este panorama, Carlos Alvarado, candidato del PAC, ha girado instrucciones para el desarrollo de una campaña en televisión y redes sociales y así motivar a sus electores a regresar anticipadamente y no el Domingo de Resurrección en horas de la tarde, como usualmente hacen los vacacionistas para esas fechas.


“Estamos conscientes de esta situación y por eso se está definiendo una estrategia para redes y otros formatos. Estamos confiados de que la gente entenderá su responsabilidad cívica, atenderá el llamado y regresará antes para así ir a votar; asimismo, desde la Coalición Costa Rica se hará un llamado”, dijo Víctor Morales, jefe de campaña del PAC.


La necesidad de regresar anticipadamente se debe a que no es posible cambiar de domicilio electoral, de acuerdo con el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), que mantendrá la misma cantidad de juntas receptoras de votos y centros de votación para la segunda ronda.


La preocupación del partido rojiamarillo es válida, ya que históricamente el abstencionismo se dispara en la segunda ronda.
En 2002, un 39,5% de electores se abstuvo, mientras que en 2014 esa cifra aumentó a un 43,0%.


“Es normal que el abstencionismo crezca en relación con la primera ronda, porque mucha gente no se siente representada por ninguno de los candidatos. Pienso que el más perjudicado sería Carlos Alvarado, del PAC, porque su base electoral es gente con poder adquisitivo que usualmente para esas fechas sale a pasear, mientras que la gente pobre, que apoya a Fabricio se queda en la GAM o vive en las costas”, aseveró Vladimir de la Cruz, analista político.


Mientras tanto, la Cámara Nacional de Turismo reporta que la ocupación hotelera está prácticamente a tope para la Semana Santa, ya que en promedio anda en un 93% para destinos de playa y de un 91% para hoteles de montaña.

En general, no hay ninguna variación en relación con el año anterior, lo cual significa que las elecciones no están afectando la tasa de ocupación, según la Cámara de Turismo.

En estos momentos, Fabricio Alvarado, candidato de Restauración Nacional, goza de una ventaja de 13,8 puntos porcentuales entre los decididos a votar, en relación con Carlos Alvarado, aspirante del PAC, de acuerdo con la última encuesta de la empresa Opol Consultores, dada a conocer el viernes anterior.


Por otra parte, si se toma en cuenta toda la muestra, la ventaja de Fabricio se reduce a 8,8 puntos porcentuales, mientras que los indecisos se estiman en un 13,6%.


De esta forma, los votantes irían a las urnas con un pronóstico reservado, ya que los indecisos podrían cambiar el panorama en la recta final, aunque esto dependerá finalmente de que Carlos logre convencer a sus votantes para que regresen temprano de sus vacaciones para ir a ejercer su voto.



Ver comentarios