Ottón Solís: “Gobierno falló al no darle importancia al déficit”
Para mitigar el impacto del déficit fiscal, el Gobierno debe recortar el gasto, pero también cobrar nuevos impuestos, asevera Ottón Solís, diputado del PAC. Archivo/La República
Enviar

Aunque Ottón Solís señala claramente a Liberación Nacional como el responsable de originar el déficit fiscal, el diputado del PAC no oculta que su propio partido y el actual presidente Luis Guillermo Solís también tienen una alta cuota de responsabilidad en el deficiente manejo de las finanzas públicas.


Para el legislador rojiamarillo, este gobierno no le dio la importancia al tema a inicios del periodo gubernamental en 2014, ya que el propio mandatario prometió no aprobar nuevos tributos en los primeros dos años de gestión.


Asimismo, denunció que el Gobierno abrió la llave del gasto, incluyendo un aumento por encima de la inflación para el primer presupuesto de la República que tuvo bajo su control y que disparó las erogaciones estatales.


Por otra parte, aseveró que legisladores actuales y exdiputados del PAC también han evitado el debate de los pluses salariales y hasta acudieron a la Sala IV para evitar nuevos tributos.


“Creo que el Gobierno falló al no darle importancia al tema desde inicios del periodo, falló con el gasto que propuso y ahora se dan las consecuencias. Esperó demasiado para tomar decisiones y la situación se ha agravado. En lugar de aprovechar el respiro que ofrecían las tasas de interés más bajas de los últimos 75 años, escogió la ruta del confort cortoplacista”, dijo Solís.


El legislador teme que el país viva “más estrujado” en el corto plazo, mientras que las tasas de interés de préstamos de vivienda, carros y tarjetas de crédito aumenten, por la necesidad del Gobierno de captar recursos externos para así financiar sus operaciones.


“Por no actuar sobre el déficit fiscal, ahora enfrentaremos el mercado internacional, cuyas tasas de interés se elevan hacia la normalidad, con necesidades crecientes de endeudamiento y mayores penalizaciones financieras por riesgo país”, agregó.


Pese a esto, el diputado aseveró que sí habrá dinero para pagar los salarios de los empleados públicos y las pensiones de miles de personas con cargo al presupuesto.


El mandatario dio a conocer una serie de medidas para mitigar el efecto del déficit fiscal, incluyendo una solicitud al Congreso para colocar deuda externa, prohibir las modificaciones presupuestarias que impliquen más gasto y restringir nuevas compras o alquileres con recursos del presupuesto nacional, entre otras medidas.


Asimismo, anunció que el presupuesto 2018 crecerá en un 0%.

Durante su anuncio, el mandatario nunca reconoció su culpabilidad por el calamitoso estado de las finanzas públicas y por el contrario, alabó la gestión gubernamental en esta área y señaló que él ha intentado aprobar nuevos recursos.


“Las decisiones económicas durante esta administración han permitido que la población no perciba los peligros que afrontamos, pues esta crisis de liquidez ocurre a pesar del crecimiento de la producción, del buen manejo de la inflación y del control ejercido sobre la presión al alza de las tasas de interés”, aseveró el jefe de Estado.


Ante este panorama, el legislador Solís considera que no se debe atrasar más el debate sobre el empleo público y los nuevos impuestos a través del IVA y la renta.


En ese sentido, es del criterio de que ambos temas deben verse de manera unísona.


“Todo debe verse junto, para que el mundo esté tranquilo y avance junto y eliminar las excusas políticas. Hay que negociar. Hay que revisar anualidades, que no sean automáticas, que la dedicación exclusiva deje de ser automática y revisar el proceso de caducidad de las convenciones colectivas”, agrega Solís.


No obstante, tanto el sector productivo como los sindicatos se niegan a dar el primer paso en este debate.


En cuanto a las empresas privadas, demandan primero un recorte en el gasto y la revisión de los pluses salariales que hoy reciben miles de empleados públicos, mientras que los gremios de trabajadores consideran el debate de los pluses como una provocación.


“Tanto la clase trabajadora del sector público como la del sector privado no son culpables de la injusta y regresiva estructura tributaria, la cual hace que quienes ganan menos, paguen más; mientras que los que ganan más, pagan menos o no pagan del todo, eludiendo y/o evadiendo sus reales obligaciones tributarias. La intención de revivir la ley de empleo público reabre un escenario confrontativo”, dijo Albino Vargas, secretario del colectivo Patria Justa.

 

 


Las medidas


El Presidente de la República anunció varias acciones para frenar los problemas de liquidez.

Fuente Casa Presidencial

Ver comentarios