Imposible una solución fiscal sin recorte en el gasto
“Considero responsable que para poder hablar de ingresos hay que atacar primero los gastos y lamentablemente una vez más el anuncio del Presidente omite mencionar la necesidad de abordar este tema”, mencionó Franco Arturo Pacheco, presidente de la Uccaep. Esteban Monge/LA REPÚBLICA.
Enviar

Seguir pensando que la solución al déficit fiscal es crear más impuestos, sin tomar acciones para reducir el gasto público, es el principal error en el que ha incurrido Luis Guillermo Solís, presidente de la República.

Al menos esto es lo que opinan los representantes de las principales cámaras empresariales del país, al asegurar que al Gobierno le “agarró tarde” para atacar el déficit fiscal.

“El Ejecutivo desaprovechó el acuerdo firmado en mayo anterior, por un grupo importante de diputados dispuestos a anteponer sus intereses políticos y partidarios, para afrontar con seriedad y profundidad la reestructuración de gastos que le urgen al país”, aseguró Franco Pacheco, presidente de la Unión de Cámaras.



Tampoco ven viable que el Gobierno se siga endeudando en el exterior, máxime cuando ya se superaron los umbrales recomendados por los organismos internacionales.

Al primer semestre del año, el gasto total creció un 9,9%, con aumentos tanto en las transferencias corrientes como en los intereses de la deuda, según datos de Hacienda.

El Banco Central estima que el déficit llegará al 6,1%, la cifra más alta de los últimos 30 años y que la deuda pública alcanzará el 50% del PIB.

Solís indicó, el martes pasado, que el Estado enfrenta un problema de liquidez y anunció una serie de medidas para mitigar esta situación; pero no contempló acciones en cuanto a frenar el crecimiento del gasto público.

Poner sobre el tapete —nuevamente— la transformación del impuesto de ventas por uno de valor agregado y reformar el impuesto sobre la renta, algo que ya ha intentado en varias ocasiones sin éxito, por no lograr consenso en la Asamblea para la aprobación, son parte de las propuestas del Gobierno.

El mandatario ordenó a la Tesorería Nacional priorizar los pagos del Estado, hasta donde la liquidez lo permita, poniendo como en el tope de la lista el pago de la deuda y sus intereses, luego los salarios y finalmente las transferencias según su importancia social.

“Estas decisiones no son populares, pero estamos dispuestos a impulsarlas y defenderlas como acto de alta responsabilidad fiscal y por eso priorizaremos los pagos del Estado, como la deuda pública, los salarios y pensiones del Gobierno central y luego hasta que la liquidez lo permita el resto de las transferencias”, aseguró Solís.

El gobierno además volvió a la carga con la necesidad de una reforma fiscal, ya que es poco lo que puede hacer respecto al gasto, al tener el 95% del presupuesto comprometido por mandato constitucional.

“No me cansaré de reiterar que este país está urgido de una reforma integral para el fortalecimiento de la Hacienda Pública. Desde julio de 2014 enviamos los primeros proyectos de esta reforma, a la vez que pusimos en marcha una serie de medidas administrativas con las cuales hemos mejorado la recaudación de impuestos y la calidad del gasto. Sin embargo, los proyectos de IVA y de renta, siguen en la Asamblea sin avanzar”, destacó Helio Fallas, ministro de Hacienda.

Lo cierto es que el déficit fiscal es la piedra en el zapato de la economía costarricense y eso afecta a los ciudadanos y a los empresarios, ya que presiona la inflación y al alza las tasas de interés y termina por pasarle la factura al consumo, frenando así las distintas actividades económicas que componen el Producto Interno Bruto (PIB).
 



En crecida

Mientras no haya cambios de fondo, el déficit y la deuda pública continuarán creciendo y pondrán en riesgo las finanzas públicas del país (cifras en porcentajes).

201708031832170.530.jpg

 



Lluvia de críticas

Empresarios y sindicatos criticaron la propuesta de crear nuevos impuestos y dijeron que “le agarró tarde” al Gobierno para atacar el déficit fiscal.
 

Yolanda Fernández Ochoa
Presidenta
Cámara de Comercio de Costa Rica

Creemos que se debe impulsar una regla fiscal con límites al crecimiento del gasto corriente y a las razones deuda y déficit como proporción del PIB; con sanciones para quienes la incumplan en su ejercicio político.
En los últimos tres años, se incrementó el gasto en un 34% con una inflación acumulada del 5%, demostrando que el problema fiscal obedece a mantener un Estado excesivamente grande e ineficiente.
Es necesario ejecutar medidas de mayor alcance para equilibrar las finanzas, principalmente en los disparadores del gasto: remuneraciones, transferencias y servicio de la deuda.
 



Franco Pacheco
Presidente
Unión de Cámaras

Para hablar de ingresos hay que considerar primero los gastos y lamentablemente una vez más el anuncio del Presidente omite la necesidad de abordar los límites a las remuneraciones totales en la función pública, eficiencia salarial en las remuneraciones totales de los funcionarios públicos y de los jerarcas de la función pública, la Ley de Responsabilidad Fiscal de la República y la Ley Reguladora del Pago por Restricción al Ejercicio Liberal de la Profesión en el Sector Público.
 



Francisco Gamboa
Director ejecutivo
Cámara de Industrias

La falta de liquidez señalada por el Presidente es una muestra más de la delicada y deteriorada situación de las finanzas públicas. Desde hace casi un año advertimos esta situación y planteamos un documento para la solución integral del problema, del lado de los gastos y también de la modernización de los impuestos, pero nada ha pasado. Si no hay un acuerdo desde ya, vamos totalmente en la ruta de la bancarrota del Gobierno, como la que han tenido varios países.
 

 



Albino Vargas
Secretario general
ANEP

Los empleados públicos no son responsables del déficit fiscal. Quienes laboran para el Estado y quienes lo hacen para el sector privado son pagadores puntuales de sus impuestos, especialmente los dos más importantes; el de venta y el de renta.
La esencia del problema radica en la naturaleza del sistema tributario costarricense, caracterizada por una injusta regresividad que hace que estén pagando más los que menos tienen; mientras los que más tienen, pagan menos o no pagan del todo (eluden, evaden, roban impuestos).

 

Propuestas para el Gobierno

El Presidente de la República anunció las siguientes acciones para frenar los problemas de liquidez

  • Convocar el proyecto de ley que transforma el Impuesto de Ventas en el Impuesto al Valor Agregado, así como el que reforma el Impuesto sobre la Renta.
     
  • Autorización para colocar deuda externamente (eurobonos).
     
  • Ordenó a la Tesorería Nacional priorizar los pagos del Estado, primero la deuda pública, los salarios y pensiones del Gobierno y luego las demás transferencias.
     
  • No habrá nuevas modificaciones presupuestarias mediante decreto que impliquen más gasto, cero solicitudes de nuevas compras o alquileres con recursos del presupuesto nacional, excepto aquellas destinadas a obras de infraestructura.
     
  • No a declaratorias de actividades de interés público que impliquen exoneraciones fiscales.
     
  • Presupuesto para el 2018 con crecimiento cero en todos aquellos rubros que no tengan obligación legal para aumentar.
     
  • Más alternativas de financiamiento entre inversionistas extranjeros que quieran comprar títulos en el país, mediante la derogatoria de la Ley para Desincentivar el Ingreso de Capitales.
Ver comentarios