Otto Guevara: “Podemos fusionar al Libertario o crear otro partido”
Esteban Monge/La República
Enviar

Otto Guevara, líder histórico del Movimiento Libertario (ML), se niega a que su partido muera, a pesar de las deudas que sostiene, su desaparición de la Asamblea Legislativa y el poco apoyo recibido en la pasada elección.

El político aún cree en el resurgimiento de la tendencia libertaria que años atrás impulsó en las juventudes del partido, que según él, sigue vigente, pero que en estos comicios se vio afectada por la polarización en torno al matrimonio igualitario y la “ideología de género”.

Guevara vislumbra tres opciones para evitar que el ML se desvanezca de la oferta electoral: relanzarlo y lograr donaciones, fusionar al partido con el Liberal Progresista o formar una nueva agrupación vertida de todas las tendencias liberales presentes en el país.

Sintiéndose como una “mujer que recién dio a luz” y que no quiere saber nada de una nueva candidatura por el momento, Guevara delineó lo que será su futuro político y el de su partido.

¿Por qué cree que perdieron tanto apoyo en esta elección?

Esta elección fue bastante atípica, ya que se convirtió completamente en un referéndum. Hubo un “tsunami” que barrió con varios partidos, y no solo el nuestro, que fue la discusión del matrimonio igualitario y la ideología de género. Pudimos ver que partidos con representación parlamentaria como el Frente Amplio, pasó de nueve a un diputado; el PASE tenía uno y lo pierde; también perdió su representación Alianza Democrática Cristiana.

Definitivamente el “voto útil” nos afectó, pues se concentraron varias fuerzas en contra de Fabricio Alvarado y Juan Diego Castro, candidatos que generaron temor entre ciertos sectores de la población.

El partido tampoco pudo recuperarse del golpe económico que sufrió, que nos dejó un vacío enorme en las finanzas.

¿Cree que el Libertario está viendo sus últimos días?

Yo propuse al secretario general y a la presidencia del partido que se convoque a un convenio de liberales, que incluya al PLP (Partido Liberal Progresista) y a los miembros de la Asociación Nacional de Fomento Económico, entre otros, para reflexionar sobre la participación política de todos los que nos consideramos liberales.

La idea es potencializar este movimiento, no dividirnos, y que producto de esas conversaciones se decida apoyar solo un partido, inscribir un nuevo partido político liberal o que nos infiltremos en otros partidos políticos para introducir nuestras ideas, similar a lo que hizo Ron Paul en Estados Unidos.

Hay un factor económico de por medio...

Entiendo que no hay posibilidad de saldar esas deudas a corto plazo, ya que al partido le tomará mucho tiempo conseguir donaciones para hacer arreglos de pago con sus acreedores. Yo como principal acreedor, doy por perdida esa deuda.

Sin embargo, dicha deuda no es exorbitante, es algo que podría levantarse. Si hubiera voluntad, creo que el partido se puede rescatar. Hay muchas opciones.

¿Cuál será ahora su rol en el partido?

Seguiré discutiendo políticas públicas desde otra trinchera, como las redes sociales, para ir insertando ideas liberales en la población. Estaré al margen, mi participación política queda de momento descartada.

¿Volvería a ser candidato presidencial luego del descalabro sufrido en estas elecciones?

Estoy como la mujer recién parida, no quiero que me pregunten si voy a tener otro hijo en estos momentos pues aún todo es muy reciente. Aunque lo  descarto por ahora, no es algo que escriba en piedra, o que esté esperando una señal de Dios para volver a lanzarme… tal vez en el futuro me vuelva a meter en esa vaina (Guevara ha sido candidato presidencial en cinco ocasiones).

¿Cree que su figura política ya está desgastada?

Este “hijo” fue muy traumático, pero si el día de mañana siento un llamado y han “pasado los dolores de parto”, puede ser que considere una candidatura. Quiero dejarlo como una “rendijita” abierta, puede ser en 2026,  en 2030 o en 2034, ya que el apogeo de la vida útil de un político va de los 45 a los 70 años. Todavía me queda mucho millaje (Guevara tiene 57 años).

¿Sería mentor de otra persona más joven dentro del partido?

Sí, ¿pero de quién? En estos momentos no veo a nadie en el partido con ese peso. Yo prefiero hacerme a un lado y dejar todo “tabula rasa” para que algunos jóvenes empiecen a organizarse e impulsen la candidatura de alguien.

¿Qué opina de que el próximo Congreso esté copado de diputados cristianos, varios de ellos pastores?

Hay cuatro diputados de Restauración Nacional de los que tengo buen concepto, tres de ellos con experiencia en la labor parlamentaria. El resto de ellos no es muy diferente a algunos de los diputados que se encuentran acá de otros partidos políticos. El mismo Eduardo Cruickshank (electo por Limón), a quien conozco personalmente, creo que llegará a aportar mucho al Congreso. Que ahora sea pastor, no le quita lo estudiado.

En caso de que Fabricio (Alvarado) presida, esos 14 diputados van a ser importantes para construir puentes con otros partidos políticos, a excepción del PAC y el Frente Amplio, por razones ideológicas y programáticas.

Creo que la fracción del PAC entraría más diezmada si Carlos (Alvarado) gobierna, ya que el Frente Amplio perdió mucha representación. En general, creo que será una Asamblea Legislativa más “dócil” para la discusión de proyectos.

¿Dará alguna adhesión en segunda ronda?

Eso lo definiré en los próximos días, me reuniré con ambos candidatos, y el apoyo dependerá de cuanto dejen estos partidos permear nuestras ideas. La idea es buscar garantías de que apoyarán algunos de nuestros proyectos.

El hombre de las cinco candidaturas

Nombre Otto Guevara Guth
Edad 57
Candidaturas 2002, 2006, 2010, 2014 y 2018
Mejor resultado 2010 (21,8% de apoyo)
Profesión Abogado
Formación Abogado y Notario (Universidad de Costa Rica), Maestría en Administración de Empresas (National University, San Diego, California), Maestría en Derecho (Harvard University, Cambridge, Massachusetts)


Ver comentarios