Enviar
Designación en Managua no se dará hasta que cesen invasiones a Calero
Nuevo embajador en Nicaragua será Javier Sancho

Desde hace más de dos años, Costa Rica no tiene un representante diplomático en el vecino del Norte

La presidenta Laura Chinchilla cambió de opinión y designó a Javier Sancho, actual director de Protocolo de la Cancillería, como embajador en Nicaragua.
Ayer la mandataria confirmó el nombramiento, aunque dejó claro que el diplomático no viajará a Managua hasta que no mejoren las relaciones con el gobierno de Daniel Ortega.
Las relaciones diplomáticas con Nicaragua se han mantenido al mínimo, desde que se suscitó la invasión nicaragüense a isla Calero-Portillo, en octubre de 2010 y la actual administración planea sostenerlas a ese nivel.
Hasta que el vecino del Norte no cumpla con las medidas cautelares que la Corte Internacional de Justicia dictó en torno a la querella que Costa Rica interpuso por violar su soberanía y generar daño ambiental.
De ese factor depende que Sancho sea enviado a Managua a ocupar el cargo, para el cual ya cuenta con el beneplácito del gobierno de Ortega.
“Queremos ver que tengan la intención de mejorar las relaciones, que cumplan siempre con las medidas cautelares de La Haya y no solo, cuando hay un monitoreo. De nada sirve que salgan corriendo para que nadie los vea y después vuelvan a invadir”, explicó Chinchilla.
Su canciller Enrique Castillo fue más allá y considera que también depende de una claridad en el panorama regional.
Tomando en cuenta que en las próximas semanas se resolvería la denuncia de Nicaragua contra Costa Rica en la Corte Centroamericana de Justicia, por presunto daño ambiental en el río San Juan.
Además, están por efectuarse varias reuniones en el seno del Sistema de Integración Centroamericana y se desconocen las acciones que tomará Nicaragua cuando asuma el próximo mes, la presidencia pro témpore de ese organismo.
Por ello, Castillo calcula que en un plazo de mes y medio, dos meses, podría enviarse a Sancho a la capital nicaragüense.
El actual director de Protocolo, en el pasado fue embajador nacional en Corea, Tailandia y Brasil, y fue representante ante la Organización de Estados Americanos (OEA).
Desde que Chinchilla asumió el poder, en el vecino del Norte no hay representación diplomática, solo se mantuvo la presencia de un agregado de negocios.
Melvin Sáenz había sido designado como embajador en setiembre de 2010, luego de recibir el beneplácito de Nicaragua.
Sin embargo, nunca fue enviado a Managua, ya que en octubre estalló el conflicto y se tomó la decisión de minimizar las relaciones diplomáticas con esa nación vecina.
El nombramiento de Sáenz se revirtió cuatro meses después y fue enviado a Panamá a hacer la misma función, luego de encargarse de dirigir las acciones en la Cancillería para resolver esta pugna.
El último embajador que había tenido Costa Rica en ese país fue Antonio Tacsan, durante la segunda administración de Oscar Arias (2006-2010).

Natasha Cambronero
[email protected]
Ver comentarios