Logo La República

Viernes, 19 de julio de 2019



ÚLTIMA HORA


Nuevas razas de roya atacan el café de América Latina y el Caribe

Jeffry Garza [email protected] | Miércoles 03 julio, 2019 09:05 am

Una mata de café
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República


Recientemente, en varias zonas cafetaleras de América Latina y el Caribe se comenzaron a reportar algunas variedades de Híbridos F1 de café, catalogadas con resistencia a la roya, con síntomas de la enfermedad.

Esto se debe a que el hongo causante de la roya ha experimentado cambios y ha generado nuevas razas, de acuerdo con el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (Catie).

Lea más: Café de Costa Rica potenciaría relaciones comerciales con Europa

“Varios Híbridos F1 presentaron resistencia a la roya por casi 20 años, hasta que ahora algunos de ellos empezaron a presentar síntomas”, explicó William Solano, fitomejorador del Catie.

A pesar de lo acontecido, los híbridos son todavía más tolerantes a la roya que otras variedades de café, pues a pesar de que algunos presentan síntomas de la enfermedad, su severidad es muy baja en la mayoría de las situaciones.

Las nuevas razas de roya surgen porque el número de factores del hongo de roya aumentó, creando nuevas combinaciones más fuertes o poderosas, el uso extensivo de una sola variedad, y el no poner en práctica medidas preventivas como aplicar fungicidas, darle una buena nutrición a la planta de café o usar sombra adecuada.

Lea más: Brasil y Colombia se unen para ayudar a productores a enfrentar bajo precio del café

Para bajar o evitar el impacto de la roya y sus nuevas razas, incluso si se tienen variedades resistentes, se recomienda a los productores que hagan un manejo integrado del cafetal con prácticas como fertilizar -de forma orgánica o inorgánica- las plantas para mantenerlas bien nutridas, lo cual hará que estas tengan mejores posibilidades de aguantar el ataque de nuevas razas de roya.

También pueden sembrar o mantener árboles en el cafetal que brinden una sombra uniforme, que cubra menos del 50% de la planta de café; y utilizar productos químicos o biopesticidas, de forma preventiva, para disminuir las condiciones favorables para el hongo y usar fungicidas cuando sea necesario.


NOTAS RELACIONADAS