Logo La República

Sábado, 17 de agosto de 2019



NACIONALES


Nuevas alternativas: productos de tabaco calentado

Por ausencia de combustión no generan cenizas ni humo

Alexandra Cubero [email protected] | Viernes 26 julio, 2019

Andrea
“La población adulta que, de ninguna manera dejará de fumar, merece alternativas que representen un riesgo menor para su salud en comparación a continuar consumiendo cigarrillos convencionales", considera la Dra. Andrea Costantini, líder de Asuntos Científicos para América Latina y Canadá de PMI.  Esteban Monge/La República.


Cambiar el cigarrillo convencional por productos que no quemen el tabaco, sino que solo lo calienten, podría representar una disminución de hasta un 95 % de las sustancias tóxicas contenidas en el humo del cigarrillo.

El dato se desprende de una investigación liderada por Philip Morris International (PMI), enmarcada en su meta de un mundo libre de humo, al buscar alternativas de riesgo reducido en comparación con los cigarrillos convencionales para aquella población adulta que se resiste a dejar de fumar.

Lea más: Directora de Philip Morris: “Quiero lograr sinergias para alcanzar un futuro libre de humo”

“Somos conscientes que lo mejor es nunca fumar, y para el que fuma, dejar de hacerlo; pero es cierto que hay muchas personas adultas que de cualquier manera van a continuar haciéndolo. Esto merece alternativas, que si bien no son libres de riesgo, representen uno menor para la salud”, dijo la Dra. Andrea Costantini, líder de Asuntos Científicos para América Latina y Canadá de PMI.

El común denominador de las nuevas alternativas de riesgo reducido es que no implican combustión.

Por ejemplo, la alternativa desarrollada por PMI – IQOS- calienta el tabaco a temperaturas controladas, hasta generar un vapor que libera la nicotina y la entrega a los pulmones; es decir, no queman el tabaco ni generan humo.

De esta forma, disminuyen las sustancias tóxicas generadas al quemar el tabaco, las cuales son el principal factor relacionado con el desarrollo de las enfermedades asociadas al fumado, tal es el caso de las cardiovasculares, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y el cáncer.

“La evidencia científica ha demostrado que el principal responsable del daño que sufre una persona cuando fuma no es la nicotina; las enfermedades asociadas al hábito son consecuencia, principalmente, del humo que se genera al quemar el tabaco, que alcanza temperaturas de hasta 900 grados centígrados”, agregó Costantini.

Al no quemar el tabaco, las nuevas alternativas no desprenden partículas sólidas derivadas del carbono, que son las que quedan en los pulmones y los tiñen de negro; tampoco quedaría el humo del cigarrillo impregnado en las habitaciones.

Otra de las características de estos productos es que no producen ceniza, no son potencial fuente de incendios, no dejan olor a humo de cigarrillo en el cuerpo ni en la ropa y dejan significativamente menos manchas en los dientes que los cigarrillos.

Más allá del fumador, los productos alternativos, al no tener combustión, no generan humo de segunda mano, lo cual resulta beneficioso para el entorno y las personas con las que este se relaciona, pues no afectan negativamente la calidad del aire.

Su modo de uso y experiencia es similar al de un cigarrillo convencional, pues la meta del desarrollador es que el consumidor adulto mantenga la experiencia que involucra el consumo.

Lea más: Nuevo aparato permite calentar el tabaco sin quemarlo

Específicamente, el producto de tabaco calentado de PMI tiene una duración de seis minutos o 14 pitadas por cada uso, que es el tiempo promedio que duraría un cigarrillo.

Junto a este, la compañía trabaja en el desarrollo de tres plataformas de productos más con la finalidad que los fumadores adultos encuentren su alternativa ideal y den un paso hacia un hábito que impacte en menor medida su salud.

Dichas alternativas están meramente diseñadas para la población adulta que se rehúsa a dejar de fumar, de ninguna manera para quienes han dejado el hábito, nunca lo han adoptado, desean dejar de fumar o menores de edad.


Características de esta nueva alternativa


El tabaco calentado tiene un impacto menor que el cigarrillo convencional en el fumador y su entorno.

  • Disminuye en un 95 %, en promedio, la generación de sustancias tóxicas
  • No genera ceniza
  • No produce humo
  • Generan menor olor que los cigarrillos
  • Deja significativamente menos manchas en los dientes que los cigarrillos
  • No produce humo de segunda mano
  • No genera partículas derivadas del carbón


NOTAS RELACIONADAS