Logo La República

Lunes, 23 de septiembre de 2019



ÚLTIMA HORA


Nos llamaron con un intento de estafa. ¿Qué dijeron y qué los delató?

Christine Jenkins [email protected] | Sábado 24 agosto, 2019 02:00 pm

Fraude con una calavera
El saludo informal, desde un número privado, ya nos tenía desconfiados. Cortesía/La República.


Hace poco recibimos una llamada de un número privado de alguien que se hacía pasar por funcionario de un banco.

Si está preocupado por los fraudes cometidos desde cárceles, este ejemplo puede servirle para reconocer un intento de estafa.

Así fue la llamada:

Llamante: Aló buenos días. Para comunicarme con Fernando Jiménez Rodríguez*.

Persona: Tiene el número equivocado.

Llamante: ¿Con quién tengo el gusto?

Persona: ¿Para qué está llamando?

Llamante: Mi nombre es Carlos Pérez*, plataforma corporativa del Banco **** para servirle. ¿Con quién tengo el gusto?

Persona: No, tiene el número equivocado, muchas gracias.

Llamante: ¿Pero con quién hablo mi amor? No me cuelgue.

(*Todos los nombres fueron cambiados.)

Lea más: Recuerde los siguientes consejos para evitar estafas desde cárceles

El saludo informal, desde un número privado, ya nos tenía desconfiados.

Rápidamente, ante la negativa de entregar cualquier información personal, se hizo evidente que no era una llamada normal.

La Asociación Bancaria recomienda colgar de una vez si lo llaman por su nombre completo de un número privado.

También, puede solicitar el nombre y número de teléfono con la finalidad de validar la información que le están dando, pero no llame al número que le suministren, sino al oficial.

Los clientes les han entregado datos a los delincuentes en el 100 % de los casos productos de estafas telefónicas que ha revisado el Banco Nacional.

Lea más: Banco Nacional pone a disposición de clientes cinco herramientas para detener fraudes

Recuerde que una entidad bancaria nunca le pedirá datos o claves secretas de sus cuentas bancarias por teléfono.

Habrán intentos más sofisticados que el de nuestro caso, ya que los que se dedican a estas estafas son parte de grupos de crimen organizado y saben dónde buscar información.

La herramienta más utilizada son las publicaciones en redes sociales de las personas.

Una vez que cuentan con el mínimo de datos que publicó la persona, pueden hacer creíble la estafa.

“Hay que ser muy responsable y desconfiado con el uso de los celulares y las redes sociales porque como ya vimos días atrás, si se ponen muchos datos personales, los delincuentes pueden crear bases con su información y de esta manera rastrearlo”, dijo Rodney Jiménez, vocero en materia de seguridad de la Asociación Bancaria.

Estos serían algunos otros consejos:

  • Si recibe llamadas de un número privado, indicando que es de una entidad financiera o un ministerio, desconfíe.
  • Ningún ente financiero le va dar pasos a seguir por teléfono para que verifique alguna aplicación en sus dispositivos o computadora.
  • Ni los bancos, ni los ministerios lo llaman para sincronizar claves.

NOTAS RELACIONADAS


Las claves de seguridad no serán solicitadas por un funcionario bancario por correo, recuerda María Isabel Cortés, directora ejecutiva de la Asociación Bancaria Costarricense. Archivo/La República

¿Qué hacer si es víctima de un fraude electrónico?

Martes 18 junio, 2019

Dudar de cualquier correo electrónico es la principal medida preventiva






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.