Enviar
Lunes 3 Marzo, 2014

No caigamos en la “Especulación positiva”. Piense qué pasaría si el tipo de cambio sube versus el incremento esperado de la TBP


¡No se endeude en colones!

El programa macroeconómico 14-15 parte de algunos supuestos válidos:

- El déficit fiscal del Gobierno seguirá creciendo en los próximos dos años.
- La disponibilidad de deuda externa bajará, lo que anticipa mayores tasas de interés para cubrir el déficit fiscal.

Estas dos premisas sugieren que el Gobierno deberá buscar con mayor intensidad dólares tanto a lo interno como a lo externo. La disponibilidad interna de dólares se acercó en los últimos meses a la demanda, esto generó que por primera vez en muchos años el tipo de cambio incrementara. Eso significa que el Gobierno peleará con los ciudadanos por capturar estos preciados dólares.
Por otro lado, el BCCR tiene las mayores reservas de dólares registradas en la historia del país. Entonces qué sentido tiene recurrir a dólares caros, cuando en la reserva tenemos ya dólares baratos.
La disyuntiva que busca resolver el BCCR es cómo inyectar estos dólares a la economía, sin que las tasas de interés en dólares suban y mantener estable el tipo de cambio.
La respuesta es muy sencilla: que nosotros los ciudadanos nos endeudemos en colones para no competir con el Gobierno para seguir alimentando el creciente gasto público. Esto lo está logrando el Gobierno en lo que don Félix Delgado, gerente del BCCR, ha llamado (oigan bien): ¡Especulación positiva!
Consecuencias: Usted y yo pagaremos más caro el préstamo si lo hacemos en colones, que si lo hacemos en dólares. Con las condiciones actuales el tipo de cambio tendría que llegar a ¢720 para que la cuota sea equivalente tanto en colones como en dólares. Pero el problema es que la tasa básica pasiva (parámetro que se utiliza para los préstamos en colones) subirá y mucho. ¿Por qué?

- El BCCR inyectará dólares, para esto sacará colones del mercado.
- Mayor demanda de deuda en colones, obligará a premiar a los ahorrantes en colones con mayores tasas de interés.
Si pagamos más por nuestras deudas, tendremos menos dinero disponible para el consumo y para el ahorro. Lo peor es que la tasa básica pasiva subirá del 6,5% actual a un valor no menor al del año 2010 (12%).
Es decir, las cuotas bancarias por lo menos subirán un 84% por encima de lo que actualmente son. Es por esta razón que los bancos exigen un mayor ingreso salarial cuando se trata de una deuda en colones. Esto significa que el mismo banco sabe y comprende que es más riesgoso endeudarse en colones que en dólares.
Conclusión: No caigamos en la “Especulación positiva” de don Félix. Revise su flujo de caja, piense en lo que pagaría hoy tanto en colones, como en dólares. Piense qué pasaría si el tipo de cambio sube versus el incremento esperado de la TBP. Piense por usted mismo, no deje que otros piensen por usted.

José Alberto Soto Golcher