No hubo milagro
Emana Achille fue imposible para los florenses anoche; gol y asistencia para el triunfo del Cruz Azul 2 a 1 ante Herediano. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

No hubo milagro

Gol de camerino enfrió al Herediano, que perdió y quedó eliminado de la Concachampions

Herediano no pudo, tampoco hubo milagro en el Rosabal Cordero y los florenses fueron eliminados anoche de la Copa de Campeones de la Concacaf, tras caer 2 a 1 ante el Cruz Azul mexicano.

201310222330460.a22.jpg
Si el partido ya de por sí era complicado para los florenses, que enfrentaban al subcampeón de México, y tenían que derrotarlo por tres goles de diferencia, el gol al minuto 5' del camerunés Achille Emana literalmente congeló las ilusiones rojiamarillas. Fue un balón largo de Mariano Pavone que sorprendió a los defensas locales desubicados, con la mente en el frente y no en la retaguardia y el africano no perdonó y le bajó la tensión al partido.
Cruz Azul se relajó, Herediano no encontró el camino y el técnico Marvin Solano movió el banquillo, enviando a José Sánchez por Keilor Soto con lo que los de casa mejoraron un poco, pero sin encontrar con claridad el marco defendido por Guillermo Allison.
El primer tiempo terminó con “la Máquina” en ventaja e incluso las cosas se pudieron complicar más para Heredia, si el árbitro hubiese señalado una falta de Waylon Francis sobre Mauro Formica que pareció penal.
La complementaria fue de acciones alternas. Herediano agotó sus cambios no más de entrada, pero fueron los mexicanos los primeros en aproximarse al gol, en una acción en que su propio jugador Formica en vez de introducirla la salvó, para suerte de los rojiamarillos.
El empate para el Herediano llegó por intermedio de su delantero más acucioso, Anllel Porras, que ya lo había intentado sin suerte, pero al 55' aprovechó un balón que ganó Pablo Salazar en el área mexicana y puso la igualada, devolviéndole un poco de interés al partido.
Herediano arriesgó, Cruz Azul aprovechó para contragolpear y al 72', Emana desborda por la atacante izquierda centra y cierra Pavone para el segundo, pero en forma increíble la manda fuera.
El partido se hizo viejo, Cruz Azul no renunció al ataque como fórmula para alejar el peligro de su meta y cuando el juego agonizaba, otro contragolpe guiado por Emana, quien encuentra a su izquierda a Jesús Lara y este definió con clase, para la victoria mexicana.

Luis Rojas
[email protected]
@La_Republica



Ver comentarios