Logo La República

Jueves, 28 de octubre de 2021



FORO DE LECTORES


No más engaños

Jonathan Prendas jonathan.prendas@gmail.com | Lunes 11 octubre, 2021

prendas

Jonathan Prendas

Diputado

Nueva República

Hace apenas unos pocos días, se colocaron sobre la mesa de discusión dos temas que revelaron la ausencia de transparencia en las posturas y decisiones que toma la administración de Carlos Alvarado. Se trata además de hechos que descubrieron un completo desdén del Ejecutivo por las penurias que pasa el pueblo costarricense debido a la falta de trabajo y al debilitamiento del sector productivo.

La primera farsa tiene que ver con que un rebajo en el marchamo pondría en severo riesgo las finanzas del Estado costarricense; la segunda falsedad fue haber señalado que el Banco Central le otorgaría miles de millones de colones a los bancos para promover la reactivación económica, cuando en realidad ese dinero se usó para más gasto corriente del gobierno.

La rebaja en el marchamo representa un alivio financiero para miles de personas, y constituye en sí misma una herramienta para la reactivación de la economía porque supondrá más capacidad de compra, mayor flujo de efectivo para dinamizar los mercados.

¿Golpeará las finanzas del Estado? La respuesta es no. Nueva República denunció que el gobierno no dice que Recope tiene una buchaca de ₡57 mil millones; estos recursos pueden utilizarse para compensar la cantidad de dinero que no le entrará a Hacienda por la disminución en el pago del derecho de circulación vehicular. Esos fondos de la Refinadora estaban destinados a inversión, pero ya no pueden ser utilizados este año, es materialmente imposible.

Si la reducción por el marchamo alcanza los ₡40 mil millones, significa que más bien habrá más dinero disponible para promover una rebaja en el precio de los combustibles para el otro año, en la misma línea de apoyar los esfuerzos de la gente trabajadora, propiciar la reactivación y provocar una mejoría en la competitividad del país.

Si el tema del marchamo es de interés nacional, también lo es la trama que usó el gobierno para seguir gastando. Resulta que a finales del año pasado se le ordenó al Banco Central poner a disposición de las entidades bancarias ₡800 mil millones para prestarle al sector productivo y generar reactivación económica, empleo. Pero eso no ocurrió.

De acuerdo con el Informe Mensual de Coyuntura Económica, que emitió el propio BCCR con información actualizada a agosto, hay un aumento significativo en la deuda que el gobierno mantiene con el sector financiero nacional. En mayo del 2018, esa cifra ascendía a 2,7 billones, y este año ascendió a 5,1 billones, prácticamente el doble. Los bancos estatales que más han invertido en la compra de bonos de deuda son el Popular y el BCR.

De esta forma, como no existió reactivación, solo martillo, la plata que se puso a disposición de los bancos y que debía ser usada para inyectar recursos a la economía, para fortalecer a las pymes, en verdad terminó en la bolsa del gobierno para financiar más gasto corriente.

Nueva República apoya la rebaja en el marchamo porque es viable y hay recursos para compensar esa disminución, y seguirá trabajando en medidas de reactivación porque solo así saldremos de la crisis en la que nos han sumido los políticos de siempre.






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.