Nicaragua violentó soberanía de Costa Rica, dice Corte Internacional
Enviar

Nicaragua violentó la soberanía de Costa Rica al instalar un campamento militar en la playa de Isla Portillos, concluyó la Corte Internacional de Justicia.

Asimismo aclaró que el único territorio nicaragüense en el sector lo comprende la laguna portillos y el cordón litoral que la separa del mar, y no la totalidad de la playa como lo reclamó esa nación.

Por lo tanto, el campamento militar deberá ser retirado.

La Corte también dictó, mediante un fallo, los límites marítimos entre ambos países.

Dentro del pronunciamiento se rechaza la intensión de Nicaragua de borrar la Península de Nicoya para hacer la delimitación marítima, garantiza a Costa Rica el acceso al domo térmico y a extensas áreas del Pacífico norte, y concede al país la proyección completa de la isla de Santa Elena en el mar territorial.

En cuanto al Mar Caribe, acoge la tesis de delimitar esa zona marítima sobre la base de la proyección de las costas de ambos Estados, y Costa Rica gana unos 10 mil km2 sobre la base de la línea petrolera, alrededor de unos 1.500 km2 en la zona petrolera.

El 25 de febrero de 2014 Costa Rica presentó el caso ante la Corte luego de que Nicaragua ofertara bloques marítimos para la exploración y explotación de petróleo y gas, tanto en el Océano Pacífico como en el Mar Caribe.

“Costa Rica ha salido una vez más victoriosa (...) Costa Rica ha logrado reivindicar unos 10 mil kilómetros cuadrados adicionales en el Mar Caribe (…) El Gobierno de la República también celebra que la Corte haya obligado a Nicaragua a retirar el campamento militar que instaló en la playa de Isla Portillos”, dijo Manuel González, canciller.



Ver comentarios