Enviar
¡Ni para el arranque!
En menos de ocho horas se vendieron los más de 24 mil boletos para juego ante Argentina

En un abrir y cerrar de ojos, cerca de 25 mil boletos con costos entre los ¢31 mil y ¢77 mil se agotaron el viernes luego de que la empresa laboleteria.co.cr pusiera a la venta las entradas para el partido entre Costa Rica y Argentina.
La información la confirmó José Cañas, asesor de prensa de La Boletería, quien dijo que se abrió la venta a las 8 a.m. y a las 3.30 p.m. se agotó la última entrada.
Cañas indicó no saber qué posibilidad había de que muchos boletos hayan quedado en manos de revendedores. “Solo le puedo asegurar que ya no tenemos boletos y que el resto está colocado, por lo cual el estadio estará lleno para el juego ante Argentina”, expresó Cañas.
La Federación había anunciado en su página en Internet, el pasado 6 de diciembre la disponibilidad de de 34.683 boletos, pero los 9 mil y tanto restantes, quedaron supuestamente en poder de patrocinadores, invitados, gobierno, etc.
Si tomáramos un total de 25 mil entradas divididas entre las aproximadamente ocho horas que duraron vendiéndose, tendríamos que se colocaron un total de 52 boletos por minuto.
Se intentó localizar a Rodolfo Villalobos, tesorero de la Fedefútbol, pero no apareció y en la misma Federación dijeron que estaba ilocalizable, al igual que Eduardo Li, presidente de ese organismo.
Por el momento se desconoce cuándo saldrán a la venta las entradas para el partido ante China, y del concierto con la colombiana Shakira.
Hasta el momento no se ha informado cuánto habría recaudado la Federación por la venta, pero tomando en cuenta el costo promedio del boletaje por lo vendido, la Fedefútbol recaudaría cerca de $2,5 millones con este partido.
La empresa La Boletería puso también a disposición de los aficionados el teléfono 2247-4990 para denunciar cualquier inconveniente que tuviesen durante su intento de compra.
Según la empresa, el máximo de entradas disponibles por persona era de cuatro, presentando la cédula de identidad, pero se da como un hecho que los revendedores se las ingeniaron de una u otra forma para dejarse muchas en su poder.

Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios