Enviar
Napolitano dijo adiós
Italiano, ganador en México, cayó en la segunda ronda de la Copa

Stefano Napolitano, el tenista que ganó el domingo pasado el Abierto Juvenil Mexicano (antes Casablanca) fue eliminado ayer en la segunda ronda de la Copa del Café, que se disputa en el Country Club, en Escazú.
La derrota del italiano fue tan sorpresiva como polémica, debido a que tanto el jugador como su técnico y padre, Cosimo Napolitano, participaron bajo protesta, debido al horario en que tuvo que jugar este tenista (12 m.d.), después de que su primer partido terminó cerca de la medianoche del lunes.
Napolitano fue derrotado por el alemán Hannes Wagner, a quien él había vencido la semana anterior en México, en segunda ronda, 6-3 y 6-4, pero que ayer le devolvió la cachetada 7-6 (3) y 6-2.
Wagner fue todo concentración durante el partido, se mostró sólido y sacó provecho de que su rival mentalmente se salió del juego.
Hannes tomó ventaja en el primer set 5-2, entonces Napolitano pidió médico por una dolencia en la espalda y regresó para igualar en su mejor momento, a 5-5, y llevar el set hasta una muerte súbita, en la cual el germano se mostró intratable (7-3).
En el segundo set, a Napolitano el dolor en la espalda le mermó su saque y su molestia interna lo sacó del partido, mientras Wagner aprovechó que su rival se limitó casi a devolver la pelota, para llevar el juego por donde más le convenía y rematar su victoria.
Cosimo dijo que “la forma de programar acá es muy mala, y eso pasa en parte porque pretenden hacer una primera ronda de 64 jugadores en un solo día”.
Kenneth Thome, presidente del comité organizador, respondió al respecto que “nosotros cumplimos con el reglamento de la ITF; a él le ayudamos programándole de último el lunes y hoy (ayer), se le dio tiempo hasta las 12 m.d. para que jugara de nuevo”.
Otra sorpresa fue la caída de la número dos del torneo, Zarah Razafimahatratra (MAD) ante la británica Georgina Sellyn 7-5, 5-7 y 6-0.
Con respecto a la participación de los latinoamericanos, la mexicana Alejandra Cisneros, pese a la molestia por una ampolla en uno de sus pies, dio cuenta en dos sets de la rusa María Zubkova por 6-2 y 6-1, con un buen tenis y aprovechando también los múltiples errores de su rival.
“El problema de la ampolla lo vengo arrastrando desde el torneo en México, pero estoy optimista, ahora me toca una japonesa (Ayaka Okuno) y vamos a hacerle la fuerza”, expresó la joven de 16 años, que considera sus fuertes el saque y su derecha.
Otros latinos que se mantienen con vida son el chileno Christian Garín, el peruano Jorge Panta, el argentino Juan Ignacio Galarza y los brasileños Guilherme Hadlich y Laura Pigossi.
Los sembrados uno del torneo, el serbio Nikola Milojevic y la ucraniana Ganna Poznikhirenko, jugaban anoche ante Martin Redlicki y Katrine Steffensen, respectivamente, ambos de Estados Unidos.

Luis Rojas
[email protected]


Ver comentarios