Enviar
Nadal contra... su pesadilla
Cinco finales seguidas ganadas por Djokovic es el preámbulo negativo que arrastra hoy el español

Hoy se juega la final del U.S. Open y Rafa Nadal tratará de retener el título que conquistó el año pasado, pero arrastra un problema, un grave problema: debe saltar sobre un obstáculo que esta temporada le ha hecho la vida imposible, el famoso, simpático y popular “Nole”.
Novak Djokovic, el rival que esta campaña no solo le arrebató la corona mundial, sino que se ha convertido en su pesadilla, tras ganarle en las cinco finales que han disputado: Wimbledon y los Masters de Indian Wells, Miami, Madrid y Roma.
“Para poder derrotarle, tengo que jugar en forma espectacular; Novak es un tenista perfecto en todos los ámbitos; la única forma de hacerle daño es jugar concentrado, con calma y sin obsesionarme”, manifestó Nadal, después de despachar con facilidad al pelirrojo Andy Murray en la semifinal, 6-4, 6-2, 3-6, 6-2.
Su tío y entrenador, Toni Nadal tampoco está muy positivo para el choque definitivo: “Las cinco derrotas pesan; sobre todo que en cada una de ellas vamos de mayor a menor en rendimiento, lo que muestra una curva descendente que preocupa. Pero, yo espero que en Wimbledon hayamos tocado fondo, que no se puede estar peor y buscar hoy una sorpresa”.
¡Pero, el favorito es Djokovic!
Lo dicen todos
El tenista serbio, que tras Wimbledon se trepó a lo más alto de la clasificación mundial por primera vez en su carrera, está firmando una temporada de ensueño con 63 victorias y solo dos derrotas. El balcánico muestra una regularidad excepcional y a pesar de que en esta parte final de la temporada su tenis no es tan eléctrico y demoledor como en la primera mitad, su épica remontada en las semifinales ante Roger Federer en la que superó dos sets en contra y dos “match points” 6-7 (7), 4-6, 6-3, 6-2 y 7-5, le otorgan una moral extra para su compromiso ante Nadal.
“Sé que tengo un tenis lo suficientemente bueno para ganar a Rafa; voy a intentar jugarlo; lo he derrotado en tres superficies diferentes, de ahí que, creo, tengo una buena oportunidad. Necesito entrar a pista creyendo que puedo ganar, pero ni por un segundo me olvido de que voy a enfrentar a un tipo extraordinario que ha ganado diez grand slams y solo tiene 25 años. Además, es el defensor del título”, expresó el serbio.

Gaetano Pandolfo
[email protected] y EFE
Ver comentarios