Nacionalizaciones de Chávez afectan plan de vivienda
Enviar
Nacionalizaciones de Chávez afectan plan de vivienda

La campaña de nacionalizaciones del presidente de Venezuela Hugo Chávez está afectando una de sus principales políticas. La menguante producción de los fabricantes estatales de acero y cemento obstaculiza el cumplimiento de su compromiso de construir 100 mil viviendas al año para los venezolanos pobres.
La falta de suministros de empresas nacionalizadas como Siderúrgica del Orinoco SA, el mayor fabricante de acero de Venezuela, ha reducido la actividad de construcción a menos de 50% del nivel del año pasado, según la Cámara Venezolana de la Construcción, con sede en Caracas. La Cámara, que calcula que empresas privadas están construyendo 83% de las viviendas, dice que la construcción de 25.510 fue terminada en el primer semestre del año.

Humberto Altuve, ingeniero en Caracas que actualmente trabaja en un proyecto de construcción de una universidad en el estado de Vargas, dice que algunas veces tiene que ir a muchos lugares para conseguir varillas y cemento, y que ha tenido que pagar 3 veces el precio regulado para asegurarse de que sus proyectos no se demoren.
El déficit de vivienda de Venezuela, calculado en 1,9 millones de unidades por la Cámara de la Construcción, creció más este mes cuando las inundaciones y los corrimientos de tierra obligaron a más de 25 mil familias a buscar refugio en albergues gubernamentales. Chávez, que ha acogido a familias en el palacio presidencial y un centro comercial expropiado, dijo el 3 de diciembre que la vivienda es su principal prioridad.
El compromiso de Chávez de construir viviendas tiene el propósito de conseguir el apoyo de los votantes de cara a las elecciones de 2012, cuando buscará ser reelegido, dijo Milton Guzmán, economista de la consultoría de Caracas Fortuny, Guzmán & Asociados.
Chávez nacionalizó la mayor parte de la industria de cemento de su país en 2008 al expropiar compañías propiedad de Cemex SAB de Monterrey, Lafarge SA de París y Holcim Ltd. de Suiza.
En 2009 compró Siderúrgica del Orinoco, con sede en Ciudad Guayana, por $1.970 millones a Ternium SA de Luxemburgo. El 31 de octubre Chávez ordenó la expropiación de Siderúrgica del Turbio SA, con sede en Caracas, que produce 40%de las varillas del país, tras acusar a la compañía de cobrar de más por sus productos. La empresa negó las acusaciones y dijo que siguió los estrictos controles de precios.
Sidor producirá 2,2 millones de toneladas de acero este año debido a una escasez de electricidad que obligó al gobierno a racionar la energía, dijo la empresa el 13 de diciembre. Es menos de la mitad de la producción de la compañía en 2007, cuando fue de 4,3 millones de toneladas.
Alfredo Cohen, cuya empresa familiar Constructora Sambil CA ha construido proyectos residenciales y comerciales en Venezuela por más de 50 años, dijo que la escasez de varillas es muy severa.

Caracas

Ver comentarios