Enviar
Na Li es leyenda

Na Li jugó el partido de su vida y entró en la historia al convertirse en el primer deportista chino (hombre o mujer) que gana un Grand Slam, al destronar en la final de Roland Garros a la defensora, la italiana Francesca Schiavone, por 6-4 y 7-6 (0).
El himno chino sonó por primera vez en la pista Philippe Chatrier en honor a un ganador individual de este país. Li, de 29 años y 98 días, escribió la página más brillante de su carrera para convertirse ya en una de las figuras de este deporte, cada vez más cerca del pívot de la NBA Yao Ming, y saltar del sétimo al cuarto puesto de la clasificación mundial.
Li sentenció su victoria y cayó de espaldas sobre la pista. Ganaba el quinto título de su carrera, el primero en tierra, después de que a principios de temporada le disputó la final del Abierto de Australia, cayendo ante la belga Kim Clijsters.
Li avisó que el tenis en China está creciendo más y más.
“Es una prueba (del nivel) del tenis chino. Quizá China no es como Suecia, ellos tienen muchos número uno, pero creo que el tenis en China está creciendo más y más”, comentó Na Li.
“Cuando era una jugadora joven, quería ser una campeona de Grand Slam. Y hoy... alguien decía que era mayor así que, ya ves, una jugadora mayor puede cumplir sus sueños” aunque “no es fácil”, agregó la tenista.
La jugadora, que pasará a ser la cuarta del mundo a partir de hoy, reveló que su familia apaga la televisión durante sus partidos para aplacar los nervios.
Según datos de la WTA, la participación de Li en la final del Abierto de Australia este año fue uno de los acontecimientos deportivos más seguidos, y fue visto por un total de 60 millones de telespectadores en ese país, y televisado por tres cadenas de televisión.
Li se ha convertido en la deportista femenina china más seguido del momento, con un total de 1,8 millones de seguidores, según la WTA.

París / EFE
Ver comentarios