Multinacionales piden mejor inglés conversacional para sus puestos
“La Academia Sykes es considerada una buena práctica de negocio, lo cual ha permitido su implementación en otros países donde tenemos presencia, por ejemplo en México, El Salvador, Colombia, y Egipto”, dijo Alejandro Arciniegas, gerente general de Sykes Costa Rica. Esteban Monge/La República
Enviar

Si bien el nivel del conocimiento del idioma inglés en Costa Rica es bueno y es considerado la segunda lengua, puede que no sea suficiente para un buen puesto en una empresa extranjera, al menos el conversacional.

Las multinacionales deben invertir en pulir las habilidades lingüísticas de sus empleados para llenar las expectativas de sus clientes, opinan varios expertos en la materia.

El nivel de inglés es el principal motivo por el cual las multinacionales consideran que en el país no se cuenta con un recurso humano que satisfaga sus requerimientos productivos y de desarrollo.

Así lo consideraron 36 empresas extranjeras de 120 encuestadas en el “Estudio sectorial de demandas en formación y capacitación” de la Universidad Nacional (UNA).

Los requerimientos del nivel de inglés dependen del sector y el puesto, y se utilizan como guía los lineamientos del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas.

Por ejemplo, para un técnico de una multinacional de manufactura se pide el nivel B2, que se considera como un usuario intermedio de inglés, de acuerdo con la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde).

Para un cargo de gerencia en el mismo sector, se debe manejar el C1, considerado un nivel avanzado.

En servicios, sobre todo de atención al cliente, los requerimientos van desde B2+ como mínimo hasta C1, es decir, un manejo operativo eficaz sin ser usuario nativo del idioma.

Las empresas usualmente hacen un examen diagnóstico para medir el nivel de inglés de los aspirantes, explicó Roy Mena, director de Asuntos Corporativos de Sykes.

Esta empresa tiene una academia interna para capacitar en el manejo del inglés, a la cual pueden acceder personas que aspiran a puestos en la empresa pero que requieren mejorar el idioma.

“Muchas tienen programas internos bastante robustos, que aunque muchos aspirantes no terminen como parte de sus operaciones, le inyectan capital humano más capacitado al resto de las empresas del sector”, expresó Diana Salazar, gerente de Servicios de Clima de Inversión de Cinde.

La expresión oral es el talón de Aquiles de los costarricenses, según la experta.

“Mucha gente se queda en la parte de lectura, escritura y la de aprender teóricamente, pero al momento de la entrevista o de enfrentarse con el cliente, es cuando se nota que deben mejorar”, agregó.

A pesar de sus limitaciones, el nivel de los costarricenses en esta lengua no es malo, como lo evidencia el Índice de Competencia en Inglés de Education First 2017, en el cual el país se encuentra en la posición 35 entre 80 naciones cuyo idioma nativo no es el anglosajón.

De hecho Costa Rica está en la categoría de “competencia moderada”, en la cual, de Latinoamérica, solo Argentina y República Dominicana también figuran.

Asimismo, el país lidera los resultados de las pruebas de escucha de TOEIC en Latinoamérica, con un puntaje promedio de 378. Dicha organización es uno de los certificadores internacionales más importantes del idioma inglés.

POR MEJORAR

Muchos aspirantes a un puesto en inglés aseguran comprender y escribir el idioma, pero quedan en deuda con el aspecto conversacional.

Timothy Scott

Gerente de Asuntos Gubernamentales y Relaciones Públicas

Intel Costa Rica

El nivel de inglés está bien, pero volvemos a las oportunidades de mejora, se puede hacer un trabajo más fuerte desde primaria. En nuestro caso, cuando los colaboradores llegan y tienen que interactuar a diario en inglés, logran subir su nivel en el manejo del idioma en algunos meses.

Diana Salazar

Gerente de Servicios de Clima de Inversión

Cinde

Mucha gente se queda en la parte de lectura, escritura y la de aprender teóricamente, pero cuando llegan a la entrevista o a enfrentarse con el cliente, se nota que deben mejorar. Eso solamente se logra con la práctica o bien, exponer a la persona desde pequeña al idioma.

Alejandro Arciniegas

Gerente general

Sykes Costa Rica

En términos generales, el inglés de los costarricenses es bueno en sus bases teóricas: estructura, vocabulario y lectura. No obstante, en la producción oral, pronunciación, fluidez, entendimiento y comunicación, requieren muchas más horas de práctica que usualmente no se incluyen en las aulas.


Ver comentarios