Enviar
Solo una de cada cuatro ocupa cargos gerenciales actualmente en el país
Mujeres no suben de puestos a pesar de estudios
Población femenina supera en 1,3 años de formación académica a la masculina

Las mujeres en Costa Rica superan a los hombres en el tiempo dedicado a la formación académica. Pese a ello el acceso que tienen a cargos gerenciales es limitado.
La población femenina en general tiene en promedio 1,3 años más de estudios que la masculina. Pero eso está lejos de traducirse en mejores puestos laborales.
Así lo puntualiza un estudio realizado entre 1991 y 2007, en el cual se detalla el perfil de género de la economía costarricense, emitido por el Instituto Nacional de la Mujer (INAMU) en conjunto con el Centro de Investigación de Estudios de la Mujer (CIEM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).
La investigación refiere que el sector financiero y los supermercados son los empleadores que más demandan recurso humano femenino, aunque con limitantes de acceso a puestos altos.
La realidad es que si bien las mujeres encuentran ocupaciones de carácter intelectual, profesional y técnico, su presencia recae especialmente en el sector público.
En cuanto al sector privado, resalta un crecimiento, pero no llega a ocupar aún ni uno de cuatro puestos directivos.
“A las mujeres les cuesta llegar a espacios de toma de decisiones porque tienen largas jornadas laborales además de la doméstica. Por otra parte, las políticas de género para establecer equidad en las oportunidades son ineficientes”, expresó Maureen Clarke, presidenta ejecutiva del INAMU.
Las mujeres líderes en el mercado nacional subrayan que estos tipos de barreras se deben mitigar con responsabilidad y liderazgo que contrarresten todos los prejuicios existentes en la sociedad.
Por ejemplo, una de esas barreras mentales es la supuesta limitante para atender una empresa y el hogar de forma simultánea, o el rol de madre y gerente.
La fijación de metas claras y un cambio de mentalidad es el primer paso que deben dar las futuras gerentes y directivas, para así asumir un rol más activo en el ámbito empresarial, señaló Grettel Toruño, gerente general de Hulera Misaine.
Algunas mujeres apuestan a superar los problemas enfrentando obstáculos por medio de potenciar sus cualidades.
“El principal reto es asumir nuestro rol, tener más confianza y seguridad para aprovechar nuestras habilidades. Estar claras que todo se aporta al bienestar de nuestro país”, declaró Vanessa Gibson, directora de Post Establecimiento de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (CINDE).
Algunas políticas de apoyo serían crear capacitaciones y actualizaciones profesionales que les permitan estar cada vez más calificadas. Así mismo, promover cursos sobre género, autoestima y liderazgo gerencial, entre otros.
“Se debe analizar qué se está realizando en materia de género y cómo está afectando la participación femenina dentro de la estructura productiva y social del país”, añadió Max Soto, director del Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica.
Asimismo, las universidades, el Instituto Nacional de Aprendizaje y colegios técnicos tienen grandes opciones de acelerar el cierre de esta brecha entre sexos mediante el desarrollo de competencias y condiciones que le permitan acceder a mejores trabajos al sector femenino.

Arellys Cedeño
[email protected]
Ver comentarios