Enviar
Martes 29 Noviembre, 2016

Hemos pasado de una democracia a una unocracia

Mucha Sala Constitucional y poca democracia

El concepto de democracia original de la antigua Atenas, responde a las palabras “Demos” pueblo y “Kratos” poder, esto es el poder del pueblo y en la democracia moderna se aplica la “regla de la mayoría”, que es aquella en la que se adopta el deseo de la mayoría para todos ante la presencia de diversas propuestas. Para ejercer el gobierno, el pueblo deposita su cuota de poder en representantes elegidos normalmente por votación. El fin último es que las decisiones que se tomen respondan al deseo y al bienestar de la mayoría y no de unos pocos.
Aunque existieron sistemas democráticos desde tiempos muy antiguos, fueron la revolución Americana y la Revolución Francesa las que dieron su identidad a la democracia que hoy practicamos. La Revolución Francesa dio expresión a los ideales de la democracia con su lema "libertada, igualdad y fraternidad."
El concepto de la libertad se refiere al respeto de la voluntad y la dignidad de la persona.
La igualdad reconoce que todos los seres humanos son iguales en esencia y que tienen los mismos derechos, aunque existan diferencias raciales, económicas, religiosas, de idioma, etc.
La fraternidad quiere decir ayuda mutua, espíritu de cooperación y de servicio a la comunidad.
Los ciudadanos necesitan saber cuáles son las leyes establecidas en el país, para conocer sus derechos y deberes. La Constitución Política es la norma fundamental o suprema de un país, porque su autoridad es superior incluso a la de las leyes.
En su texto se enuncian los derechos y deberes de los ciudadanos, se regula el sistema de gobierno y se establecen los límites del poder del Estado.
La Sala Constitucional debe velar por la protección de los derechos fundamentales estipulados en la Constitución Política.
Para cumplir con este objetivo, la Ley de la Jurisdicción Constitucional establece seis recursos: el hábeas corpus, el amparo, la acción de inconstitucionalidad, la consulta legislativa, la consulta judicial y el conflicto de competencia.
Podrá acudir ante la Sala Constitucional toda persona, grupo o entidad que considere lesionados sus derechos y garantías constitucionales. La Sala tiene la obligación de hacer respetar la Constitución Política y defendernos de cualquier acto o norma que atente contra las garantías individuales que protegen la dignidad humana. La Sala Constitucional es el principal mecanismo “restaurador de derechos personales” con que cuentan los habitantes de Costa Rica.
Ante esta, los ciudadanos de manera individual o colectiva pueden llevar todos los asuntos que se relacionen con una violación clara de los derechos y garantías fundamentales consagrados en la Carta Magna, tratados internacionales y derechos humanos vigentes en Costa Rica. Por ejemplo, salud, educación, libertad, religión, libertad sexual, de tránsito, entre otras.
Entre los aportes brindados por la Sala Constitucional a la democracia costarricense se pueden citar:

a. El efectivo control constitucional de las normas
b. La defensa de los derechos fundamentales de las personas
c. La protección a las minorías
d. El respeto al debido proceso en toda materia
e. El trato igualitario y justo de todos los habitantes del país

Lamentablemente el abuso de los ciudadanos de los recursos disponibles para presentar a la Sala Constitucional, ha derivado en que se hayan trabado muchos proyectos de beneficio de la mayoría de los costarricenses por considerar que violan los derechos de uno o de unos pocos. Lo cual va en contra de la definición misma de democracia.
La Sala sin proponérselo ha cambiado la democracia costarricense, de una que elige hacer gobierno respetando el deseo y el beneficio de la mayoría, a una que por respetar el derecho de uno o de una minoría, puede entorpecer y detener la ejecución de proyectos y decisiones que generen beneficio a la mayoría. Hemos pasado de una democracia a una unocracia.
Creo que ya llegó el momento de una nueva Constitución.
Hoy tenemos mucha Sala y poca democracia.

Marco Urbina
www.marcourbina.com