Misterio rodea condición económica del Parque Bolívar
Archivo/La República
Enviar

No hay forma de saber cuál es la condición económica del Parque Bolívar, ya que el rector de ese activo público, el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE), incumple la obligación de entregar la información solicitada por LA REPÚBLICA.

Por su parte, la Fundación Pro Zoológicos, que administra el parque, no aceptó las reiteradas invitaciones de este medio, a explicar cómo se percibe el futuro del Bolívar.

El MINAE hace cinco meses entregó algunos datos sobre la Fundación, los que eran incompletos.

Sin embargo, los datos señalan que hay un deterioro crónico en las finanzas de la operación del Parque, que en condiciones adecuadas se podría transformar en un imán turístico que generaría unos $100 millones en ingresos anuales para la ciudad.



En cuanto a la negativa del MINAE, se trata de haber acusado recibo el 1° de agosto pasado de una carta de LA REPÚBLICA dirigida al ministro Édgar Gutiérrez, en la que se hicieron las siguientes preguntas:

  • Dado que la Fundación tuvo pérdidas en 2015 y 2016, de acuerdo con los resultados financieros enviados a nosotros por su representada el 9 de marzo pasado, ¿quién paga ese déficit?
     
  • ¿Qué obligación existe de que el Minae u otro ente sufrague las operaciones del Zoológico?
     
  • ¿Cómo puede operar la Fundación, a raíz del decreto presidencial que prohíbe los zoológicos en el país?

 

La Fundación Pro Zoológicos por su parte no aceptó las reiteradas solicitudes de LA REPÚBLICA hechas en las últimas semanas, de conversar sobre el futuro del Bolívar.

En cuanto a la operación del Parque, este sigue funcionando normalmente, aunque no se está pidiendo que los contribuyentes cubran ningún déficit, ya que opera con los recursos generados de su autogestión, aseguró Yolanda Matamoros, presidente de la entidad en una carta enviada a este medio.

Sin embargo, las finanzas de la Fundación están en una condición precaria, según los informes del periodo 2012 - 2016, los que el MINAE le entregó a LA REPÚBLICA hace cinco meses.

Se trata de pérdidas que sumaron ¢120 millones en los últimos dos años acumulados a setiembre, sobre todo a raíz de un decrecimiento en la asistencia al zoológico.

En el periodo del 1° de abril al 30 de setiembre del año pasado, el parque contó con 45.098 visitantes, comparado con 67.648 en el semestre del 1° de octubre 2012 al 31 de marzo de 2013.

Los datos tampoco explican de dónde vienen las cuentas por cobrar, o los superávits registrados en el patrimonio, entre otras dudas, ya que los resultados no son auditados, ni tampoco incluyen las notas explicativas, que normalmente acompañan los estados financieros.

Los datos incluyen la operación del Centro de Conservación de Santa Ana; sin embargo, más del 95% del presupuesto se refiere al Parque Bolívar.

Entre las dudas no aclaradas por el Ministerio, está la de quién tendría que sufragar las operaciones del parque, si las operaciones quedaran en tinta roja.



Mantener el zoológico es cuestionado, además, a raíz del decreto presidencial de febrero del año pasado, donde el presidente Luis Guillermo Solís anunció la prohibición de los zoológicos, lo que supondrá el cierre del Bolívar, así como el Centro de Conservación de Santa Ana, al vencer el contrato actual.

En cambio, el Parque Bolívar podría generar unos $100 millones de nuevos ingresos turísticos al año, al transformarse en un jardín botánico de primera calidad, con otros atractivos desde miniferias hasta restaurantes y tiendas artesanales.

Se trataría de que el 10% de los 2 millones de visitantes que llegan a San José cada año, permaneciera dos días adicionales en la capital, gastando en promedio $200 al día por persona.

Dada su ubicación, el Bolívar daría un valor agregado a los colindantes barrios de California, Dent y Escalante, que en los últimos años han recibido importantes inversiones de recreo.

El Parque además está a la par de otros lugares atractivos, como la Antigua Aduana, la Estación al Atlántico, el Parque Nacional, y la antigua Fábrica Nacional de Licores.

 


A la deriva


Las finanzas de la Fundación Pro Zoológicos, que administra el Parque Bolívar bajo un contrato con el Ministerio de Ambiente y Energía, son un misterio; mientras el interés del público por visitar el lugar está decreciendo (datos del MINAE incluyen la operación del Centro de Conservación de Santa Ana; sin embargo, más del 95% se refiere al Parque Bolívar).

Pérdidas anuales

La Fundación ha perdido un total de ¢120 millones en los últimos dos años a setiembre.

Año Pérdidas
2015 ¢76 millones
2016 ¢44 millones



Inversiones desaparecidas

Quedan casi inexistentes, las inversiones a corto plazo, definidas como los fondos necesarios para financiar las actividades día a día.

Año Inversiones
2013 ¢110 millones
2016 ¢11 millones



Escasa asistencia

La asistencia al Parque Bolívar decreció en un 30% en el lapso de dos años (la fecha en cada caso es el último mes del semestre de octubre a marzo).

Periodo Visitantes
2012 – 2013 67.648
2014 – 2015 47.197

 

Ver comentarios