Misisipi sería favorito para futura planta de Toyota y Mazda
La fábrica actual de Toyota se inauguró en 2011 como única planta de montaje del Corolla en EE.UU. Bloomberg/La República
Enviar

En momentos en que Toyota Motor y Mazda Motor empiezan a evaluar en qué lugar de Estados Unidos instalar la primera planta de montaje de automóviles que anunció el presidente Donald Trump, un estado emerge como favorito: Misisipi.

El estado ya es sede de una fábrica de Corolla que lleva casi seis años de producción del auto compacto. Toyota y Mazda planean abrir una nueva instalación de $1.600 millones para producir ese modelo, más un todoterreno Mazda, a partir de 2021.

Para los estados que compiten por la fábrica hay en juego 4 mil empleos que las dos compañías automotrices japonesas esperan crear por medio de su inversión conjunta. Instalar la planta cerca de la fábrica actual de Toyota en Blue Springs, permitiría a ambas empresas abastecerse de autopartes de compañías cercanas que proporcionan componentes para el Corolla. Contar desde el comienzo con una red de proveedores le resultaría particularmente atractivo a Mazda, que no tiene una planta en EE.UU.

“Tenemos grandes líneas de aprovisionamiento en EE.UU., en especial para el Corolla, esperamos que la nueva entidad pueda utilizar esas fuentes de aprovisionamiento, ya que su eficiencia es evidente”, dijo Scott Vazin, vocero de Toyota.

Una opción sería construir la nueva planta en Blue Springs. La fábrica actual de Toyota se inauguró en 2011 como única planta de montaje del Corolla en EE.UU. Alrededor de la mitad del terreno que la compañía adquirió en 2007, sigue disponible y ya cuenta con calles y alcantarillado a la espera de una nueva inversión.

El exgobernador Haley Barbour y los gobiernos municipales atrajeron a Toyota a Misisipi en 2007 con un paquete de incentivos de $358,5 millones. Phil Bryant, gobernador del estado desde 2012, indicó que está dispuesto a hacer lo necesario para que otra planta se instale en Misisipi.

“En momentos en que Toyota lanza su empresa conjunta con Mazda, estamos dispuestos a incrementar nuestra actual asociación y a fortalecer la posición de Misisipi como líder global en manufactura de automóviles”, dijo Bryant en una declaración por correo electrónico.
Misisipi no tiene nada asegurado. Vazin, el vocero de Toyota, señaló que el proyecto está en “una etapa muy inicial”. Jeremy Branes, un vocero de Mazda en EE.UU., dijo que las compañías se proponen que la planta tenga el mayor grado posible de eficiencia.

La elección de un estado donde Toyota no tenga aún una planta le permitiría a la compañía ampliar su base de influencia política en EE.UU. Políticos federales y estaduales de los lugares donde Toyota tiene instalaciones de manufactura salieron en defensa de la empresa automotriz luego de que Trump criticara este año su plan de construir una fábrica en México.


Ver comentarios