Enviar
¡Misión cumplida, Hanna!
La Gabriels, primera campeona mundial de Costa Rica

Luis Rojas
[email protected]

Lo prometió y lo trajo; Hanna Gabriels regresó ayer al país con la faja de campeona mundial de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), que la acredita como la primera costarricense en lograr un título de esa magnitud en nuestro país.
La tica venció el pasado sábado por nocaut técnico a la argentina Gabriela Zapata, en una velada realizada en Nicaragua, en honor del fallecido ex campeón del mundo, Alexis Argüello.
La pelea fue de principio a fin de Gabriels, que impuso su mejor boxeo, ante una rival cuyo único mérito fue haberse mantenido de pie durante los cuatro asaltos que duró el combate, en lo cuales la suramericana recibió golpes que nunca pudo devolver.
Gabriels pasó a ocupar el título welter, que estaba vacante, cuando al minuto y segundos del cuarto asalto, el árbitro panameño Enrique Portocarrero suspendió las acciones al ver el castigo que estaba recibiendo la suramericana, quien ya mostraba poca resistencia y ni siquiera atinaba a devolver el castigo.
La corona welter femenina de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) estaba vacante porque hasta en la Convención Anual de esa entidad, realizada en Budapest, a fines de agosto pasado, el boxeo femenino no tenía campeonatos.
En ese cónclave del organismo presidido por el puertorriqueño Francisco Valcárcel, fueron aceptados los combates de títulos femeninos.
Gabriels celebró con euforia su título arropada en la bandera de Costa Rica en un brazo y la de Nicaragua en el otro, como agradecimiento a lo bien que la trataron en el hermano país del norte.
“Es la noche de mi vida y en mi hermano país. Los quiero. Gracias a todos, a mi familia y a los que me han apoyado para hacer realidad este momento”, dijo Gabriels, tras finalizar la pelea.
Hanna, de 24 años de edad, y con características físicas de modelo, sumó esa noche su décima pelea y su noveno triunfo, más un empate, que le permiten mantener invicta su carrera en este deporte. Ahora la chica, ya en la cúspide, deberá tratar de mantenerse ahí, porque sin duda vendrán muchas boxeadoras que querrán su faja de campeona.
Hanna fue recibida ayer por decenas de personas en el Aeropuerto Juan Santamaría, que la acompañaron luego a la recepción que ofreció para ella su patrocinador Bingo Multicolor, en la avenida central.


Ver comentarios