¿Miedo al dentista? Asistencia de un perro ayuda a superar fobia
Luca y Dona son los french poodle que asisten a Alina Conte, odontóloga. Durante la cita son supervisados por María Gabriela Guevara, profesional en educación especial. Esteban Monge/La República
Enviar

Quienes padecen miedo cuando acuden al dentista ahora tienen una nueva opción para superar la fobia de la mano de un perro.

Se trata de la terapia de asistencia canina, la cual facilita el trabajo del odontólogo.

Esto no quiere decir que el paciente puede llevar a la clínica dental a su mascota; sino que el centro de salud incorpora animales debidamente certificados y entrenados que ayudan a que la terapia sea más llevadera.

“No es cualquier mascota, no se trata de que el paciente puede traer su perro. Damos un servicio integral, mi equipo de trabajo está conformado por una profesional en educación especial que es la que nos ayuda con la terapia asistida por perros adiestrados, que recibieron entrenamiento”, aclaró Alina Conte, odontóloga que emplea la técnica.

La técnica funciona de la siguiente manera: el paciente acude a su cita y en un lapso de 20 a 30 minutos conoce al perro, lo acaricia, le da órdenes para realizar trucos y de esa manera establece un vínculo.

Una vez que hay confianza, el perro se queda a un lado de la silla donde se ubica al paciente, o si lo prefiere puede permanecer en los regazos, mientras se inicia el tratamiento dental.

Los asistentes caninos están entrenados desde cachorros, por lo que no reaccionan ante el ruido de los instrumentos que emplea el odontólogo; pero sí lo hacen ante el llanto o incomodidad del paciente.

“Si el paciente se pone a llorar, el perro se coloca a su lado y le pide cariño; esto gracias a su sentido del olfato que capta la emisión de hormonas y logra intervenir instintivamente”, detalló Conte.

La terapia es ideal para afrontar y superar esas primeras visitas al dentista y para la atención de poblaciones con alguna discapacidad; pero también los adultos se pueden beneficiar de ella.

En cuanto a duración y costo de la terapia, esto dependerá del tiempo que requiera el tratamiento dental o si la consulta se extiende.

El uso de los asistentes caninos, sí implica un costo adicional.

Otro detalle importante es el tema de higiene. Los asistentes caninos están completamente limpios y sanos gracias a que llevan un control veterinario estricto.

Las profesionales se aliaron para emplear la técnica gracias a que vieron la idea en otros países; incluso, notaron que en hospitales de Costa Rica se han empleado animales para terapias.

Es así como desde hace un año emplean el recurso canino para apaciguar el estrés y ansias de sus pacientes.

“Hemos tenido resultados muy positivos. Por ejemplo, atendimos una paciente que venía con demasiado temor de otras citas. Decidimos probar la terapia con ella gracias a que estaba anuente y logramos extraer cuatro piezas en unos 20 minutos”, aseguró la especialista.

La técnica

La compañía de un perro durante la terapia ayudará a bajar los niveles de estrés y ansias que le genera la visita al dentista.

Es apta para:

-Niños a partir de los cuatro años (se necesita que puedan seguir órdenes e interactúen de manera correcta con los animales)

-Adultos que sufren ansiedad, miedo, temor

-Pacientes con alguna discapacidad


Ver comentarios