Menor consumo provocó caída en crecimiento económico
“La noticia de la baja en la revisión de crecimiento económico golpeará al sector empresarial y al consumo”, aseguró Emmanuel Agüero, economista de Aldesa Valores. Gerson Vargas/La República
Enviar

La baja en el consumo es el principal culpable de la caída en la proyección de crecimiento económico realizada por el Banco Central en el programa macroeconómico, que pasó del 4,1% estimado en diciembre al 3,8% a julio.

“Este deterioro en el consumo se explica por una menor demanda de crédito y una disminución en el ingreso disponible”, aseguró Emmanuel Agüero, economista de Aldesa Valores.

Si bien el consumo de los hogares repuntó levemente durante el primer trimestre del año, este indicador viene desacelerándose desde el primer trimestre de 2016.

A esto hay que sumar el reciente anuncio del presidente Solís sobre la crisis de liquidez que enfrenta el Gobierno, que podría impactar de manera negativa en las expectativas de los consumidores.

El aumento de las tasas de interés desde principio de año no ayuda a mejorar el panorama a la hora de sacar nuevas deudas.

En enero, la tasa básica pasiva se ubicó en un 4,55% y reportó siete aumentos llegando al 5,95% actualmente.

"La tasa básica pasiva será sin duda más alta en este segundo semestre por presiones en el déficit fiscal y es previsible un alza adicional en la tasa activa, lo cual pesará sobre la demanda de crédito”, indicó Alberto Franco, economista de Ecoanálisis.

El Banco Central también augura una contracción en la demanda de créditos para el sector privado, tanto en dólares como en colones y recortó su proyección de crecimiento del 11,3% en diciembre pasado al 6,9% en julio de 2017.

“Un menor crecimiento económico y un alza en las tasas de interés contraen el consumo y los empresarios tienen más cuidado al medir sus oportunidades de inversión y al endeudarse. Los sectores deben tratar de ser más eficientes con los mismos recursos e innovar en cosas que no existen en el mercado para competir”, aseguró Luis Mesalles, economista de Ecoanálisis.

El ingreso es otro de los factores por tomar en cuenta a la hora de consumir, y los costarricenses son pesimistas.

Hoy el 26,5% de los ciudadanos cree que su ingreso será mayor para los próximos tres meses, mientras que en mayo la cifra era del 35,7%, según el Índice de Confianza del Consumidor publicado por la Universidad de Costa Rica.

A pesar de esto, la expectativa para 2018 es que la situación económica mejore ya que se estima un crecimiento un poco más alto que el 4,1% de este año.

Algunos factores que incidirían de manera positiva serán la conclusión de obras en la Terminal de Contenedores de Moín, una mayor construcción residencial y una inversión sólida en capital fijo, considera Aldesa.

 

Ver comentarios