Melissa, princesa del motocross
Melissa Tencio arranca este fin de semana la defensa del título. Cortesía ProMotorSport/La República
Enviar

Melissa, princesa del motocross

Cerca de cumplir sus 14 años, la piloto nacional luchará por el tricampeonato

M de Melissa. M de motos. Simplemente no se trata de pura casualidad, es una de las mejores formas de identificar a la actual monarca del Campeonato Nacional de Motocross.
A sus 14 años de edad, Melissa Tencio ya sabe lo que es sentirse en lo más alto de este deporte, lo hizo en 2011 y 2012, cuando puso su nombre en la historia del motociclismo local.
Pero eso no aplaca las ganas de triunfo de Tencio, quien desde este fin de semana comenzará la lucha por seguir con su reinado. Su objetivo es solo uno, el tricampeonato.
“No sé qué esperar del Campeonato. Todas somos muy fuertes, hay que esperar al momento de la carrera y cuando se termine la primera jornada para sacar conclusiones”, comentó Tencio sobre el arranque del torneo.
La primera fecha será mañana y el domingo en la pista La Olla, en Sabanilla de Alajuela, y Melissa en sus palabras ya no puede esconder su ansiedad.
“Existe mucha ansiedad, después de unos meses sin tener campeonato. Esto es estilo de vida, así que hace falta ir a las carreras”, explica.
Se podría decir que por las venas de esta joven, vecina de Frailes de Desamparados, corre gasolina, y es que desde los ocho años ya apostaba por este deporte, más que todo por una pasión transmitida por su papá (David).
En 2010, por fin, el Campeonato Nacional abrió una categoría femenina, Tencio no lo pensó dos veces, era su oportunidad. “Ese año acabé tercera. Ya los siguientes dos fui campeona”, afirma con orgullo. “La actitud de querer hacer las cosas y de decir que sí puedo”, añade, es lo que le ha permitido disfrutar de las mieles del triunfo.
Sin embargo, eso también ha necesitado un esfuerzo extra, ha tenido que sacrificar fiestas, idas al cine, un poco la vida normal de una joven de su edad, para asistir a los entrenamientos, para ir a las carreras.
“En un día normal voy al colegio, hago entrenamiento físico en la tarde casi todos los días. Dos o tres veces por semana voy a la pista a entrenar”, comenta. “Pero son sacrificios que valen la pena, porque después se ven los resultados”, agrega.
De su estilo sobre la pista dice combinar tanto inteligencia como agresividad. El miedo se queda a un lado, ahí lo que existe es adrenalina y ganas de hacer las cosas cada vez mejor, menciona.
Melissa espera que el deporte que tanto ama le permita abrirse las puertas en el exterior, llegar a un latinoamericano de motocross o a alguna otra competición para demostrar su talento.

Un poco más

Admira: Roberto Castro, es muy buen corredor y deportista. Es un gran ejemplo para quienes tenemos la esperanza de ser alguien en el motocross.

Condición de pista preferida: Que esté intermedia, sin mucho polvo ni muy embarrialada. Que tenga buena tracción.

Agradece: a Dios por permitirme estar en el motocross, a Moto Boutique, a Rafael Guillén y a mis papás (David y Giovanna Retana).

Dinia Vargas
[email protected]

Ver comentarios