Vladimir de la Cruz

Vladimir de la Cruz

Enviar
Miércoles 29 Junio, 2011


PIZARRON
¿Más diputados?


Desde 1962 hasta hoy el Poder Legislativo se compone por 57 diputados nacionales, electos por provincias, correspondiendo al número de ciudadanos de cada una de ellas. En 1962 había 483.980 electores y en 2010 hubo 2.282.491.
Desde 1974 ha disminuido la relación proporcional de crecimiento de electores, de cada proceso electoral con el anterior, aunque crezca la población. Desde 1958 la relación del electorado con la población ha crecido: en 1958 era de 33,7 y en 2010 fue de 61,8. La densidad de la población por kilómetros cuadrado creció desde 9,5 en 1962 hasta 55,2 en 2010.
Así, en 1962 un diputado representaba casi 9 mil electores y en 2010 representó casi 50 mil electores.
En la forma en que se eligen los diputados pareciera ser esta una forma aparentemente buena, correcta y proporcional. Permite por el régimen de partidos que hay posibilidad de elección. La limitación existente es la interpretación, de parte del TSE, de los subcocientes y residuos que ha utilizado, ex profeso e intencionadamente, porque así lo habían permitido legalmente, para perjudicar la representación de los pequeños partidos, por el control que del TSE hacía el bipartidismo tradicional.
Se discute desde hace tiempo la posibilidad de aumentar el número de diputados. La peor de las propuestas señaló un diputado por cantón y una lista adicional nacional. Es la peor porque privilegia al partido mayoritario que tradicionalmente haya gobernado más en el país.
Luego el bipartidismo sugirió elevar a dos representantes por cantón, para distribuirse la totalidad de los diputados en los dos partidos mayoritarios tradicionalmente gobernantes. Igual de peor era esa propuesta.
Cuando a estas se les agrega una lista de diputados nacionales significa que del total de votos del país se escogen esos otros diputados, que de igual modo los partidos más grandes tienen más posibilidad de elegir más diputados.
Cuando se habla de crear nuevas circunscripciones electorales significa que no se elige por provincias, sino por nuevas regiones que deben crearse al efecto. ¿Cuántas regiones y con base en qué criterios? Si el país se divide en diez o 20 regiones electorales con base en electores, significa que la población electoral del país se divide en esas regiones, y que de esa regiones se eligen los diputados tal como se hace ahora por provincias, tomando en cuenta el criterio poblacional.
Esto puede resultar igualmente peor de mantenerse la misma interpretación que aplica el TSE de subcocientes y residuos.
En Venezuela el gobierno modificó circunscripciones poblacionalmente para derrotar a la oposición. Aquí podría suceder algo parecido para asegurar el bipartidismo.
La única forma de mejorar la representación diputadil es por el número real de votos obtenidos, llenando las plazas los partidos en lo que les corresponde por resultado de votos, eliminado subcocientes y residuos, entonces no importa el número de diputados que se quiera tener, si los 57 de hoy, los 75 que propone el PLN, los 81 o 121 que ya habían propuesto otros.
Lo importante no es el número de diputados sino el criterio de elegirlos con base en el resultado de su elección, por el cociente correspondiente a cada uno y por la distribución posterior, entre el resto de los partidos, del resto de los votos.
Si lo que se quiere es mejorar el trabajo del Poder Legislativo con más diputados hay que empezar reformando el Reglamento y el trámite legislativo para que así sea. Esta debe ser la primera luz que prenda este proceso.

Vladimir de la Cruz