Marihuana medicinal sería buen negocio
La propuesta para legalizar la marihuana medicinal es avalada por Isaías Salas, director del Centro de Dolor y Cuidados Paliativos. Esteban Monge/La República
Enviar

Caja recetaría fármacos para tratar cáncer, artritis e insomnio

Marihuana medicinal sería buen negocio

Debate en Congreso por legalización de uso de la droga

Explotar las propiedades medicinales de la marihuana podría ser un negocio lucrativo y legal dentro de poco en nuestro país.
Al levantar la prohibición para el cultivo, producción y venta de esa droga, las empresas podrían venderle a la Caja las medicinas que se obtengan de la hoja de cannabis, o bien, de cualquier otra de sus partes.
Enfermos con cáncer, artritis, insomnio, depresión, lupus y pacientes con sida, accederían a este tipo de medicinas alternativas con prescripción médica y tras ser incluidas en un registro estatal.
En principio, se establece un precio de $6 por gramo de producto crudo que el concesionario vende al Estado para que elabore sus propias medicinas, mientras que si se trata de un fármaco finalizado, su costo ascenderá a $8 por gramo.
Desde ayer se debate la legalización de la marihuana en el Congreso, debido a que Marvin Atencio, diputado del PAC, presentó un proyecto de ley para discutir el tema.
La iniciativa niega de forma tajante, la posibilidad del uso de esta droga de forma recreativa.
Otro aspecto relevante del proyecto es que las empresas o personas interesadas en explotar comercialmente la marihuana, tendrían primero que conseguir una de las 42 concesiones que el Gobierno dará para el cultivo y su producción.
En ese sentido, el concesionario que tenga una licencia tipo A, debe tener la capacidad de producir hasta una tonelada de marihuana hidropónica al año, lo que implica una inversión inicial de $1,5 millones, de acuerdo con el cálculo hecho por Atencio.
Entre todas las concesiones, se producirán anualmente hasta 16 toneladas de marihuana para que las empresas puedan elaborar sus medicinas o alimentos y venderlos a la Caja y a otros comercios.
Eso sí, el tipo de marihuana que se cultive no podrá tener una concentración mayor del 21% de THC, componente que inhibe el dolor, modifica el estado de ánimo y altera las percepciones.
Cualquier producto que supere ese umbral será considerado ilegal y por tanto, se aplicará todo el peso de la ley para quien la cultive, produzca o la venda.
“Por la salud de miles de potenciales pacientes, es necesaria una ley que regule adecuadamente la producción medicinal a partir de los cultivos de dicha planta”, expresa Atencio al justificar su plan.
Otro aspecto incluido en el plan de legalización de la marihuana, es el establecimiento de un impuesto del 7% sobre este negocio.
Cálculos iniciales establecen una ganancia de unos $20 millones al año, que serían distribuidos en un puñado de organizaciones, incluida la Caja, el IAFA, el Ministerio de Salud y hasta las municipalidades.
Esta es la primera vez que un diputado propone un proyecto de ley para legalizar la marihuana.
Anteriormente, grupos pro legalización, hicieron intentos de generar conciencia pero no materializaron su llamado en un proyecto de ley.
Entre los objetivos de la iniciativa presentada ayer, destaca la promoción de Costa Rica como destino médico y turístico.
En el mundo, Holanda es el único país de Europa que tiene legalizada la marihuana, incluso para fines recreativos.
Recientemente, los estados de Colorado y Washington en Estados Unidos aprobaron la legalización, pero no en sitios públicos.
Esto hizo que varios países centroamericanos encabezados por Guatemala y Costa Rica plantearan a la Organización de Estados Americanos analizar el impacto de la legalización en el continente.
El año pasado Uruguay aprobó también el uso de la marihuana, incluyendo el autocultivo, la creación de clubes de cultivadores y la venta legal de cannabis.

201408112244430.n33.jpg

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR

Ver comentarios