Manudos rieron al final
Donny Grant sale al rechazo de puños ante la búsqueda de Johan Venegas y la presión de David Guzmán. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Manudos rieron al final

La Copa Ibérico se quedó en Alajuela tras ganar en los “shootouts”

Un clásico nunca es amistoso ni se juega poco, por eso fue lógica la desazón de los morados cuando a falta de cinco minutos para que acabara el juego, Alejandro Alpízar pusiera el empate a dos, en un duelo que aunque fue regular, sirvió para calentar motores en la afición de cara al torneo.

201306302251220.a333.jpg
Cristian Oviedo deja en el suelo a Donny Grant, tras el cobro del “shootout”. Luego vendría la polémica si el manudo se excedió o no en los seis segundos de tiempo para el cobro. www.imagenesencostarica.com/La República
Y es que ambas hinchadas se tomaron en serio el partido y mucho, colmaron el Estadio Nacional en un 75%, con una perceptible mayoría eriza, razón por la que los actores debieron tomar el compromiso a la altura.

El juego careció de brillo, eran dos equipos que apenas mostraban pinceladas de trabajo y un poco pasados de forma, condición natural de esta época de inactividad futbolística, sin embargo no por eso no hubo emociones que calentaron conforme avanzaron los minutos.

Se puede afirmar categóricamente que la primera etapa fue morada, la S se veía mejor en el campo, principalmente gracias al eficaz trabajo de sus hombres más pícaros, los Diegos, Madrigal y Estrada, llevaban peligro constante y por ello ambos se despidieron de la inicial con un gol cada uno. Golazo de fuera del área el de Estrada.

La defensa rojinegra se veía insegura (muy bajo lo de Porfirio López) y constantemente le robaban la espalda, entonces fue el meta Alfonso Quesada quien tuvo que salvar al equipo en varias ocasiones.

La Liga tras un cobro de tiro de esquina se encontró el gol que le dio vida al final del primer tiempo, tras un buen cabezazo del debutante Johan Venegas, lo que cerró la inicial sin nada decidido.

En el complemento, la dinámica cambió, básicamente por las variantes de los técnicos, las de González no funcionaron, resintió la salida de Estrada, mientras que las de Óscar Ramírez sí.

El león halló otro tono con la entrada de Camilo Aguirre y Cristian Oviedo, con lo que la balanza no solo se niveló, sino que casi lo gana, luego que Alpízar quien también llegó del banquillo, lo empató al 85 y casi lo gana con una opción clarísima al 90'.

Al fin y al cabo los “shootouts” solo definieron quién se llevaba una copa, porque la paridad entre ambos a la larga reinó, en un momento muy prematuro para poder afirmar cuál será el futuro de ambos en el torneo.

201306302251430.a33.jpg

Sergio Alvarado
[email protected]

 

Ver comentarios