Macri podría perder tras conteo final de primarias
Si el recuento muestra a Fernández adelante, empañará lo que fue visto al principio como un desempeño sorprendentemente fuerte por parte del gobierno de Macri. Bloomberg/La República
Enviar

La administración de Mauricio Macri, presidente argentino, podría haberse posicionado para una situación embarazosa.

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner los acusó de manipular el conteo en las primarias de la semana pasada en la provincia de Buenos Aires, señalando que detuvieron el conteo temprano, dejando por fuera muchos de los votos de sus partidarios. Si tiene razón o no, se revelará la próxima semana cuando se publique el conteo oficial.

El primer conteo fue detenido cuando se encontraba a un 96% de las boletas en las primeras horas del 14 de agosto, cuando Fernández empataba con el candidato de Macri, Esteban Bullrich. Si el recuento muestra a Fernández adelante, empañará lo que fue visto al principio como un desempeño sorprendentemente fuerte por parte del gobierno de Macri.

“Aunque es común detener el conteo temprano en Argentina, la forma en que se informaron sobre los votos suscita sospechas de los intentos del gobierno por controlar la información de los medios de comunicación”, dijo Martín Plot, profesor de teoría política de UNSAM-Conicet en Buenos Aires.

“Creará una situación que nunca ha ocurrido antes en una elección importante como esta, donde el resultado del recuento oficial será diferente al que recibimos en la noche de las elecciones, Cristina está esperando el número para relanzar su candidatura”,dijo Plot.

Los candidatos de todos los partidos están en la misma boleta en cada distrito de votación, haciendo que la primaria sea una primera vuelta no oficial o una encuesta con un tamaño de muestra grande. La concentración está en batallas individuales, especialmente en la carrera por tres escaños en el Senado que representan a la provincia de Buenos Aires.

Fernández describió la suspensión del conteo de votos como un intento de ocultar la verdad, según un artículo en su sitio web.

“No vamos a parar hasta que se cuenten todos los votos, porque sabemos que hemos ganado”, escribió Fernández.

Legisladores aliados a Fernández han exigido al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, explicar los retrasos, alegando que el conteo se detuvo temprano precisamente en aquellas zonas donde se esperaba que Fernández ganara. En Ensenada solo se contó el 90,1% de los votos en la noche, mientras que en Malvinas Argentinas, un 90,8% y en Berazategui, el 90,9%.

Frigerio negó cualquier irregularidad, añadiendo que el recuento de votos realizado por el gobierno es solo provisional. El Ministerio del Interior se encarga del conteo inicial, mientras que la Cámara Nacional Electoral, presidida por el sistema judicial, realiza el conteo oficial.

Ver comentarios