Los Tigres también lloran
J.D. Martínez jugó tres temporadas sin éxito con los Astros pero explotó como enorme jardinero en Detroit.Archivo/La República
Enviar

J.D. Martínez fue objeto de especulaciones comerciales durante semanas y fue tanta la presión que se dio en el entorno del brillante jardinero derecho de los Tigres de Detroit, que su mamá le enviaba un mensaje de texto todos los días para ubicarlo.

A dos semanas del cierre de la fecha límite para el comercio de jugadores en la Gran Carpa (hoy es el cierre), se dio el “bombazo” que sacudió la ciudad de los motores.

Los Cascabeles de Arizona madrugaron al resto de varias novenas que deseaban al felino y firmaron a J.D. a cambio de tres prospectos.

Conocida la noticia, Martínez soltó el llanto y solo atinó a decir: “Sabías que iba a suceder, pero no sabes cómo te vas a sentir y te pega hasta que te lo cuenten. Esto es difícil para mí, soy Tigre, me hice en esta organización y me encanta, amo a los aficionados, todo lo de Detroit me gusta. Esto es difícil”.

Martínez, de 29 años, estaba entre los mejores bates disponibles en el mercado que puso candados hoy y va a darles a las Víboras del desierto un gran impulso en procura de un lugar en los “playoffs”, en los últimos 50 juegos de temporada.

Martínez va a encajar en medio de una alineación que incluye a los tremendos Paul Goldschmidt, Jake Lamb y David Peralta, y, quizás lo más importante, representará una potente arma contra el picheo zurdo, que ha frenado a los Diamondbacks durante toda la temporada.

Martínez luchó para establecerse durante tres temporadas con los Astros de Houston antes de quedar suelto y firmar con los Tigres en 2014. Inmediatamente despegó después de eso, convirtiéndose en uno de los más temidos bateadores en la Liga Americana.

Durante las últimas cuatro temporadas, ha golpeado .300 / .361 / .551 en casi 1.700 turnos al bate. Sus números, con ese promedio de .300, salen a 36 jonrones y 101 carreras impulsadas en más de 162 juegos.

Con el jardinero izquierdo Yasmany Tomas abajo con una lesión en la ingle, los Diamondbacks estaban sin un bate de ejecución de producción que estaban contando para la mitad de su alineación.

J.D. Martínez se convertirá en agente libre al final de temporada y desde luego en Arizona querrán retenerlo y en Detroit recapturarlo.

 

Ver comentarios