Logo La República

Jueves, 17 de octubre de 2019



NACIONALES


Entrevista especial Gerardo Sánchez Cordero, nuevo director general

“Llevaremos expansión del Hospital Clínica Bíblica a Heredia y Tres Ríos”

Expediente electrónico le permitirá fortalecer su concepto de red de servicios médicos

Karla Barquero [email protected] | Lunes 07 octubre, 2019

Gerardo Sánchez Cordero
“He trabajado 25 años en la organización, he podido ver todo el crecimiento, cómo estructuramos la estrategia y la parte de expansión en diferentes inversiones. Me entusiasma tomar las riendas de una institución líder en la región”, afirmó Gerardo Sánchez Cordero, nuevo director general del Hospital Clínica Bíblica. Esteban Monge/La República


Llevar la experiencia y calidad del Hospital Clínica Bíblica a Heredia y Tres Ríos es una de las ambiciosas metas que se fija Gerardo Sánchez Cordero, quien en julio pasado fue designado como el nuevo director general de ese centro de salud privada.

Además de los planes de expansión, empoderará a los pacientes para que tomen las riendas de su salud ofreciendo facilidades tecnológicas y programas preventivos.

También, apostará por fortalecer su instituto parauniversitario, desarrollando alianzas con universidades; y no dejará de lado a sus colaboradores y médicos, a quienes considera esenciales para llenar de éxito estas propuestas estratégicas.

LA REPÚBLICA conversó con Sánchez sobre estos y otros planes.

Viene a refrescar un puesto que ocupó una persona por 21 años, ¿cuál es el principal reto?

Somos una institución que genera empleo en el país, somos parte de Great Place to Work y no solo nos abocamos a la experiencia del paciente, sino de nuestros colaboradores: cuáles son las condiciones ideales para que se sientan enamorados y apasionados de trabajar en el Hospital Clínica Bíblica.

Hemos sido una institución que ha tomado el estandarte de calidad no como un elemento distintivo de mercadeo, sino como una forma de trabajo que se enfoca en la seguridad del paciente.

Lea más: Hospital Clínica Bíblica abrió las puertas de su sede en Santa Ana

Está por cumplir un año la apertura de la sede Santa Ana, ¿hay más planes de expansión?

Fortaleceremos nuestro concepto de red de servicios médicos, en donde si un paciente es atendido en Santa Ana y debe ser trasladado a la sede central por alta complejidad, tenemos la facilidad del helipuerto y helicópteros, evitando desplazamientos del paciente.

Esto a futuro genera expansión a Heredia y Tres Ríos, con un par de facilidades muy similares a Santa Ana.

¿Cómo funciona esa red?

Son centros de atención con alta capacidad de resolución y de diagnóstico.

Dado que todos nuestros sistemas están integrados al expediente electrónico, los médicos pueden dar seguimiento a una atención iniciada en San José y terminada en Santa Ana: es el paciente al que movemos a lo largo de la red y no importa dónde esté, accedemos a la información, le damos el servicio que requiere y solucionamos en salud.

¿Cuáles otras apuestas tienen para beneficiar a los pacientes?

Estamos fortaleciendo toda la parte de experiencia del paciente con propuestas comerciales distintas que le dará mayor control al paciente de su gestión de salud.

Por ejemplo, tendremos una plataforma interactiva con la que el paciente pueda controlar y verificar sus exámenes, dar seguimiento a sus citas, a los controles médicos, apostando mucho el tema de promoción y prevención.

Adicionalmente, hemos incorporado muchos servicios nuevos: toda la parte de rehabilitación y bienestar.

También, la inversión permanente de $2 a $3 millones por año en nueva tecnología y nuevas facilidades para los médicos y pacientes.

El Hospital Clínica Bíblica suma once años de figurar entre los mejores de la región, según América Economía, ¿seguirán en ese escrutinio?

Nos interesa seguir ahí, nos ha permitido mejorar e identificar áreas en las que debemos invertir más como educación e investigación.

Lea más: El octavo mejor hospital de la región está en Costa Rica, dice ranking

Este ranking nos permite comparar las gestiones, porque siempre hay oportunidad de mejora, identificar qué prácticas nuevas se desarrollan en otros hospitales de la región y que lo traigamos al país.

¿Cómo reforzarán el área de educación e investigación?

A futuro nos vemos como un referente regional afiliado con universidades de Estados Unidos y locales, emprendiendo proyectos de investigación y la aplicación de nuevas tecnologías.

Por ejemplo, en el país trabajamos con la Universidad de Costa Rica y el Instituto Tecnológico, y nos interesa desarrollar la parte de investigación y la científica.

Tenemos un instituto parauniversitario que evolucionará a uno que ofrecerá alianzas y posgrados con universidades.

El país apuesta a la descarbonización. Por su parte, el Hospital Clínica Bíblica es miembro de la red global de hospitales “verdes”, ¿cómo seguirán con ese compromiso?

Vamos con nuevas iniciativas y siendo muy rigurosos en la selección de equipos y tecnología.

Hemos logrado que los proveedores comprendan que no es solo un tema económico, saben que nos tienen que remitir propuestas de equipos de menor consumo de energía y carga de carbono al planeta para colaborar en esta labor titánica.

Queremos dar pasos adicionales en temas de segregación de materiales, de educación no solo a los colaboradores sino a la comunidad, trabajar con escuelas e iglesias, para generar impacto a nivel institucional y contagiar de manera positiva a las diferentes organizaciones que trabajan con nosotros.


PERFIL


Nombre Gerardo Sánchez Cordero
Cargo Director general del Hospital Clínica Bíblica

Experiencia

  • Director Financiero por 25 años
  • Formó parte del equipo que diseñó la estrategia de la institución en conjunto con la Administración y la Junta Directiva

Formación

  • Dirección de Empresas y Finanzas, UCR.
  • Maestría de INCAE.



NOTAS RELACIONADAS


Hospital Clínica Bíblica invierte $100 mil anuales en pro del ambiente

Jueves 15 junio, 2017

Implementación de paneles solares es parte de la apuesta del centro médico






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.