Martes 16 octubre 2018

Martes 16 octubre 2018

Logo Acción en Rusia

Logo Acción en Rusia

Línea de cinco defensores inquieta a Brasil en juego ante Costa Rica

Walter Herrera   [email protected] |  Jueves 17 Mayo, 2018


La Selección Nacional, comandada por Óscar Ramírez, irá al Mundial de Rusia a morir utilizando su línea de cinco defensores, por más que pataleen o inunden las redes sociales con críticas sobre el sistema táctico del seleccionador.

Si para Óscar Ramírez será un reto detener a Neymar, Coutinho, Willian y Gabriel Jesús, para citar a unos pocos de los llamados a romper la red del guardameta Keylor Navas, en el otro banquillo, Tite tendrá su propio dolor de cabeza al buscar la fórmula para desarmar la línea de cinco defensores encabezada por Óscar Duarte, Giancarlo González, Francisco Calvo o Kendall Waston, Cristian Gamboa y Bryan Oviedo.

A pesar de contar con un equipo superdotado, Tite entiende que la mayoría de rivales dejarán la piel en el terreno de juego con tal de evitar que las camisetas amarillas ingresen en zona de peligro.

ACCIÓN conversó con el reconocido periodista Rodrigo Martins de Oliveira, quien labora para el canal Ao Vivo en Brasil para analizar los movimientos que prepara el técnico de la “Canarinha” para sobreponerse a equipos que plantean sus partidos con este modelo táctico.

“Tite ha dicho que uno de sus objetivos es superar la línea defensiva de cinco jugadores, como la que utiliza Costa Rica por ejemplo. Brasil tuvo muchas dificultades ante Inglaterra en un amistoso cuando le colocó cinco defensores atrás”, señaló Oliveira.

En noviembre del año anterior, Brasil jugó ante Inglaterra en Wembley en partido amistoso. En esa ocasión los ingleses apostaron a jugar con tres centrales, Joe Gómez, John Stones y Harry Maguire, por los costados Kyle Walker y Ryan Bertrand, clavados en su propia media cancha.

Brasil tuvo muchas dificultades para abrir espacios y el juego terminó 0-0.

Todo el arsenal de Brasil no fue suficiente para traspasar un sólido bloque defensivo.

“Siempre tomamos en cuenta el sistema que las selecciones adversarias van a utilizar. Y creemos que podemos encontrar este estilo de juego (con cinco defensores) en la Copa del Mundo”, explicó Edu Gaspar, director de selecciones de la Confederación Brasileña de Fútbol.

Luego llegó el turno de Rusia, que también utilizó este sistema en lo que sería un nuevo experimento de Tite para generar nuevas opciones en ataque.

El antídoto fue simple. Tite sacó del medio campo a Renato Augusto y escaló un equipo más ofensivo, con Willian, Philippe Coutinho, Douglas Costa y Gabriel Jesús juntos.

De esta forma, Brasil utilizó un esquema 4-3-3, con Willian como punta derecha, Douglas Costa en la punta izquierda y Gabriel Jesús como centro delantero. Pero el gran responsable de la "quiebra" de la línea de cinco será el armador Phillipe Coutinho.

“La movilidad de él (Coutinho) es lo más importante. Él te da profundidad. Ellos son jugadores más agresivos y más verticales”, resaltó el técnico Tite.

Sin embargo, analizaron que otra de las opciones para romper el orden de las defensiva rival podría venir de jugadores que acarrean el balón desde medio campo, por ejemplo en pies de Paulinho. Los embates de Paulinho por los costados van a tener gran relevancia en el ataque brasilero.

La prensa del coloso suramericano también ve el pase por alto como una forma eficaz de romper esa línea de cinco.

“Esta bola aérea puede ser para el atacante, o también para el jugador que viene de atrás. Entonces, Paulinho tal vez tenga una importancia muy grande en este esquema de Brasil”, comentó Gustavo Hoffman, periodista de ESPN que acompañó a Brasil en su última gira europea.