Limón atrapó al Saprissa
Daniel Colindres, que erró un remate de penal, soporta la marca de Sergei James. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Limón atrapó al Saprissa

Morados no hallaron ruta para descifrar bosque de piernas verdes

El equipo de Limón se propuso y se dispuso a hacerle la vida imposible al Saprissa en la cancha de Tibás y logró su propósito.
Carlos De Toro ordenó y construyó un cerco defensivo de nueve hombres (diez con el portero Román Arrieta), que combinó fuerza, veteranía, velocidad, deseos y presión en la marca, muralla escalonada que soportó un dominio por ratos insoportable del anfitrión, que sin embargo y como se hace costumbre en el Ricardo Saprissa no fructificó en victoria.


201401262341270.a22.jpg
Tres centrales de maña y potentes: Harris, Bennett y James; dos carrileros explosivos y picantes: Nelson y Hernández; dos volantes centrales fierros en marca McLean y Camacho; el novato Diego Díaz y el “che” Martella como bujías y el gigante Steven Calderón en punta, se decidieron a juntarse, ordenarse y entregarse y complicar al Saprissa y a fe que lo consiguieron: el empate final a un gol lo demuestra.
Hubo interés y curiosidad por disfrutar del debut del portero Luis Ernesto Michel, a quien el pequeño Diego Díaz bautizó en el campeonato criollo con un mortero que lo dobló en el minuto 57, después de un primer tiempo de vacaciones, anotación que de nuevo puso al Saprissa a jugar contra el resultado, las cuerdas y la presión, lo que convierte cada jornada del Monstruo en un calvario para la familia morada.
Saprissa la mueve; ataca y entra por todos los sectores del campo, busca el gol por arriba y por abajo y el rival, ayer Limón, le mete el gol en el primer remate a marco.
Para una formación tan joven como la morada, estos contrastes tan curiosos y repetidos marean, confunden y entonces cuesta más armarse.
Ayer el guía fue David Guzmán, enorme partido; los escuderos: Manfred Russell y Marvin Angulo; por los costados lo intentaron Deiver Vega y Michael Barquero; por arriba Kendall Waston. Tiros de esquina (todos), tiros libres (muchos) y nada de nada.
Empató de cabeza Manfred Russell al 66 con un remate esquineado que venció la larga estirada del veterano Román Arrieta, tras servicio de Juan Diego Madrigal y tuvo para sentenciar Daniel Colindres, que estrelló en el palo horizontal un remate de penal en el 70, falta de LeMark al propio cuerpo del ariete.
Los últimos 20 minutos fueron de un dominio total y absoluto del Saprissa y sin embargo, por poco anota Limón cuando Mayron George recibió un pase largo de Calderón y se enfiló a marco. Le hizo un quiebre a Barquero y cruzó un zurdazo que pegó en la base del palo vertical y regresó al campo con Michel vencido, pero también Colindres cimbró el palo horizontal de Arrieta con un disparo furibundo.
El cierre fue dramático, los fanáticos morados empujaron al equipo hacia los cordeles limonenses; hubo variantes en las formaciones; lesiones fuertes como la de McLean; el regreso de Gabriel Badilla; en fin, un partido al mejor estilo del Saprissa de este Verano: toca, domina, busca pero sufre y lo más grave, sigue perdiendo puntos que al final de la etapa pueden resultar vitales.

Gaetano Pandolfo
[email protected]
@La_Republica


Ver comentarios