Liga envuelta en brumas
Enviar
Liga envuelta en brumas
Un ordenado Cartaginés liquidó a un mutilado Alajuelense

Cartaginés tiene muy buen equipo y muy buen entrenador.
Alajuelense sobrevive a tiempos de crisis muy bien explicados y hasta adelantados por su cuerpo técnico.

¡No hay excusas!, manifestó ayer más de cinco veces Oscar Ramírez en el vestuario del Estadio Nacional, luego de que su equipo cayera 1-0 ante el Cartaginés, obstinado de responder a la prensa las repetidas preguntas sobre si afectan al equipo las ausencias de Salvatierra, Acosta, Meneses, Sancho, Sarvas y McDonald, agregada a la falta de ritmo de Gabas y Ledezma.
Claro que afectan, a cualquier equipo lo lastima la ausencia de su estructura principal, pero el Cartaginés no tiene responsabilidad en esto y planificó un partido de orden y entrega que le deparó como justo premio el triunfo, su segundo de la campaña, mientras que los manudos se hunden en el frío sótano con un par de derrotas a cuestas que por lo temprano del evento no deben causar alarma.
Ahora, aparte de que el equipo está enclochado y mutilado, al árbitro central, Rafael Vega se le ocurrió castigar en demasía a Elías Palma en una entrada fuerte y lo mandó a las duchas en la primavera del juego, apenas en el minuto 20 y entonces el partido se le terminó de complicar a los erizos, destinados a ofrecer un juego de escaso nivel, pobre homenaje a sus futbolistas tricampeones en tres etapas distintas, que honraron las gradas del coliseo.
Los dos rostros nuevos del Cartaginés de la cintura para arriba, Hanzell Arauz y Joshué Mitchell presionaron bien la retaguardia manuda en complicidad con “Chiqui” Brenes y Patrick Pemberton anduvo a los revolcones.
Mientras “Macho” Ramírez preparaba la temprana permuta de Allen Guevara por Argenis Fernández, expulsaron a Palma y la parte táctica eriza se resfrió mucho más. Ya jugaban sin un “diez” típico, lo hacía Cristian Oviedo, que tuvo que bajar a ocupar la plaza de Jorge Davis y éste retrasarse a ocupar el puesto de Palma lo que terminó de cortar las escasas alas de vuelo del anfitrión. Froylán Ledezma era fácil presa de dos rivales, Villalobos y Flores que en ventaja numérica lo dobletearon sin problemas.
En el minuto 35 casi anota el “Chiqui” Brenes con remate rasante, luego fue Arauz el que elevó, antes de que Wardy Alfaro tocara la pelota al detener violento trallazo de Gabas en tiro libre.
En la segunda parte, bien temprano el Cartaginés se volcó contra la meta de Pemberton; un trallazo de Randall Alvarado provocó escalofríos y Patrick con su pierna derecha le quita el gol a Mitchell.
En el minuto 55, Johnny Chávez decide abrir la cancha y ordena dos variantes que enseguida le dieron el vuelco al juego: entraron José Sánchez y Andrés Lezcano por las aras nuevas, Arauz y Mitchell y diez minutos después, el “Fenomenito” Sánchez le puso el gol del triunfo en la cabeza a Carlos Johnson, anotación que liquidó el partido.

Gaetano Pandolfo
[email protected]

Ver comentarios