Ley de cine atascada entre cambios de gobierno
“Sin la ley de cine no podremos apoyar a los pequeños cineastas, ni habría equidad en el espacio o distribución de las taquillas”, dijo Fernando Rodríguez, director del Centro Nacional de Cine. Gerson Vargas/La República
Enviar

Aumentar los recursos destinados a realizadores nacionales y atraer proyectos extranjeros que fortalezcan la industria audiovisual, son los objetivos de la nueva ley de cine; un proyecto que se encuentra en la agenda política desde 1977.

La propuesta, basada en una legislación previa que sirvió para crear el Centro Nacional de Cine, tiene como principal objetivo instaurar un fondo económico que incentive a los productores foráneos para que vengan a filmar aquí.

Las administraciones previas dejaron rezagado el tema por diversas circunstancias, por ejemplo los cambios en la dirección del Ministerio de Cultura y los recortes presupuestarios que sufre año a año esta cartera.

“La ley original es de 1977, eso nos ha obligado a modernizar una institución con muchos años de rezago, no me toca juzgar por qué no se reformó en el pasado, lo que nos compete es buscar una solución”, explicó Fernando Rodríguez, director del Centro Nacional de Cine.

Hasta ahora, la creación de la Comisión Fílmica y el Fondo del Fauno han sido los principales avances en el tema; ambos pretenden poner en el mapa mundial las películas, cortometrajes y comerciales ticos.

Convertirse en un país “film friendly” es el reto que tiene Costa Rica; sin embargo, estaría lejos de hacerse realidad sin la ley.

“Urge una ley de cine, estamos perdiendo competitividad frente a otros destinos por el tema de incentivos; tenemos condiciones naturales y técnicas muy importantes para sobresalir en la industria, pero esto nos limita”, expresó José Castro, presidente de la Comisión Fílmica.

La incorporación de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer), en calidad de comisionado, ha sido otro aporte del presente gobierno para la industria.

En la pasada feria de locaciones fílmicas en Los Ángeles, la Comisión pudo captar 53 proyectos que se realizarán en Costa Rica durante los próximos años, gracias a la exposición y redes de contacto de Procomer.

El sector cinéfilo viene creciendo en el país, principalmente porque más academias y universidades ofrecen carreras relacionadas con artes dramáticas y producción audiovisual.

El gremio, por su parte, parece haberse desconectado del tema, ya que al no ver avances concretos, opta por utilizar sus propios recursos y contactos.

“Costa Rica ha tratado de igualar el modelo que aplican otros países consolidados como Estados Unidos y no tenemos los recursos para hacerlo; muchos productores desconocemos la situación actual del proyecto de ley de cine”, dijo Federico Lang, realizador de Caramba Films.

El borrador de la nueva ley ha pasado por revisiones, correcciones y aprobación interna de parte del Ministerio de Cultura, ente encargado de presentarlo en la Asamblea Legislativa.

Todo parece indicar que el próximo gobierno heredará este tema, ya que aún no hay fecha para que el proyecto entre a discusión.

 

 

Ver comentarios