La OMC confirma el peor año del comercio mundial desde la crisis
Roberto Azevedo, director general de la OMC durante una entrevista con Bloomberg. Bloomberg/La República
Enviar

El comercio mundial crecerá este año a su ritmo más bajo desde la crisis financiera, según la Organización Mundial del Comercio (OMC), debido a la debilidad en regiones claves y al aumento de las medidas proteccionistas.

La organización con sede en Ginebra pronostica que el comercio crecerá un 1,7% en 2016, por debajo de la estimación de abril de un 2,8%. Proyecta un crecimiento real del PIB del 2,2%, en lo que sería el rendimiento más bajo desde 2009.
De forma preocupante, la OMC considera que existe el riesgo de que el comercio no se recupere durante el próximo año, rebajando su predicción para 2017 a una horquilla entre el 1,8% y el 3,1%, por debajo del 3,6% anunciado previamente. Ha declarado que debido al creciente recelo ante la globalización, tanto gobiernos como autoridades deben hacer más para apoyar un comercio abierto y más inclusivo.


“El dramático descenso del crecimiento del comercio es serio, y debería hacer saltar las alarmas”, manifestó Roberto Azevedo, director general de la OMC, en una nota de prensa. “Este es el momento de aplicar las lecciones de la historia y volver a comprometernos con un comercio abierto, que pueda espolear el crecimiento económico”.
Esta revisión se produce tras un declive más acusado de lo esperado en las cifras de comercio durante el primer trimestre y una recuperación menor de la esperada en el segundo trimestre, en el que las economías de Brasil y China han continuado sufriendo presiones. Norteamérica también ha supuesto una decepción, según la OMC, señalando una deceleración a lo largo de este año, en comparación con 2014-2015.
Si bien la OMC anticipa una mejora de varios indicadores relacionados con el comercio, como las exportaciones y la actividad de los puertos de contenedores, la organización ha advertido de que el impulso general continúa siendo débil y se enfrenta a múltiples desafíos, como el creciente proteccionismo.
“Tenemos que asegurarnos que esto no resulta en políticas inadecuadas que empeoren la situación”, concluyó Azevedo.


Ver comentarios