La Copa es morada
Los futbolistas del Saprissa festejaron a lo grande la conquista de la Copa Banco Nacional, un título que añoraban y que alzó su capitán, Alexánder Robinson. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

La Copa es morada

Saprissa sufrió durante el juego, pero acabó celebrando el título en penales

La frustración de tres años sin celebrar un título terminó ayer para el monstruo. Los tibaseños alzaron el cetro del Torneo de Copa de Unafut y lo hicieron bien, en el global del torneo fue el mejor equipo. No así en la final, en la que los penales le echaron la mano y lo dejaron celebrar ante un aguerrido Carmelita.
¡Vaya que sí!

201308042208360.a11.jpg
El conjunto verdolaga fue un hueso duro de roer para los tibaseños, le generó múltiples dolores de cabeza con una propuesta de mucha velocidad, y si no se llevó el partido fue por la falta de tranquilidad de sus atacantes y de Donny Grant que sacó al menos cuatro goles cantados al rival.
Los carmelos fueron mejores en muchos tramos de los 90 minutos, movían con criterio el balón, con la agradable sorpresa del joven Rooney Mora —menudito, pero muy incisivo—, durante todo el cotejo creó peligro, pero no pudo cerrar el duelo con Grant, que acabó en un mano a mano entre ambos al final de los tiempos extras.
Saprissa por su parte, resintió mucho la torpe expulsión de David Ramírez a los 10’, lo que obligó a Ronald González a mover su esquema varias veces, y algunos como Manfred Russell y Diego Estrada no se acomodaron nunca en esa danza.
El ingreso de Mauricio Castillo a los 75’ le ordenó un poco las cosas y en el alargue casi le gana el juego, de no ser por un par de buenas tapadas de Marco Madrigal. Para ese entonces ya Carmelita no tenía piernas y se resignó a los penales que le dieron la espalda.
Ya desde el manchón blanco, la S cumplió su objetivo de dar un título a su hambrienta afición, honrar su historia e ilusionar con argumentos a su grada de repetir el festejo en diciembre.

Sergio Alvarado
[email protected]

Ver comentarios