Logo La República

Miércoles, 11 de diciembre de 2019



ACCIÓN


La tierra de Oliver Atom seduce como oasis del fútbol

Walter Herrera [email protected] | Martes 12 febrero, 2019

Andrés Iniesta es la carta de presentación del fútbol japonés y junto al animado Oliver Atom, son símbolos de la calidad en el deporte. Shutterstock/La República
Andrés Iniesta es la carta de presentación del fútbol japonés y junto al animado Oliver Atom, son símbolos de la calidad en el deporte. Shutterstock/La República


Desde cualquier punto de vista, el desarrollo que el fútbol japonés ha experimentado en los últimos años resulta digno de admiración. 

A nivel de selección, los nipones han clasificado a todos los Mundiales Mayores de Fútbol desde 1998 y confían en atraer a más estrellas del fútbol internacional y en incrementar sus ingresos por derechos de televisión con la llegada de jugadores como Andrés Iniesta, Lukas Podolski y Fernando “Niño” Torres, entre otros.

La J-League tiene un plan para mejorar su fútbol base, las finanzas de sus clubes y su difusión mediática, y con el cual la liga quiere multiplicar sus ingresos y su nivel futbolístico.

En 2017, la J-League facturó unos ingresos de $240 millones, lo que supone el doble que en 2016, y en su mayoría procedentes de la venta de derechos de televisión domésticos.

Este mercado tampoco es nuevo para los costarricenses.

Los últimos en formar parte del balompié nipón fueron Danny Carvajal, quien juega con el Mito HollyHock de la segunda división de ese país, y la más reciente incorporación nacional fue la del delantero Giovanni Clunie, quien se unió al Zweigen Kanazawa, también de la segunda división.

Los futbolistas de diferentes países, incluyendo Costa Rica, tienen un idílico romance con el mercado asiático, especialmente aquellos que ya pasaron su juventud, buscando el nivel competitivo más alto, para buscar la comodidad económica que Oriente ofrece.

Daniel Solís, vicepresidente y agente en Futbol Consultants, comentó que el aspecto monetario también seduce al mundo del fútbol.

“La economía en esos países es muy fuerte, ellos quieren tratar de elevar el nivel de la liga no solo con estrellas mediáticas de Europa, sino con mundialistas de otros países como Costa Rica, que tuvo muy buena participación en Brasil 2014 y una no tan mala en Rusia 2018 donde el equipo mostró algunas cosas buenas”, señaló Solís.

En Asia incluso se otorgan mejores salarios que en ligas crecientes como la MLS de Estados Unidos.

Otra de las razones de este fenómeno son los impuestos que se pagan en Estados Unidos en comparación con Asia, donde el salario que reciben los jugadores es neto.


Cualidades del fútbol japonés

El calendario resulta llamativo para los futbolistas ya que la J-League se disputa desde finales de febrero hasta principios de diciembre, lo cual evita los fríos inviernos.

Además, en Asia está considerada la segunda potencia, solamente por detrás de la Superliga China.

Otro de los aspectos del fútbol nipón es su participación en la Liga de Campeones de la AFC (la Champions asiática).

Una competición donde se dan cita los mejores equipos del continente asiático y que da opción a disputar el Mundial de Clubes. El Kashima Antlers es el actual campeón asiático.

La afición también se ha contagiado del deporte y los cánticos y coreografías, juntos a los bailes y ritmos típicos lo hacen en espectáculo que ha llegado a viralizarse.

Estos elementos y los citados anteriormente han dado paso a fichajes de renombre como los españoles Andrés Iniesta, David Villa y Fernando Torres, y el alemán Lukas Podolski.








© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.