“La economía circular es una mina de oro que no todos aprovechan”
“El primer paso para que el modelo tenga éxito es iniciar por cada persona, el comportamiento de la sociedad no ha ayudado a fomentar la reutilización de recursos”, expresó Víctor Umaña, director del Centro para el Desarrollo Sostenible del INCAE. Gerson Vargas/La República
Enviar

Más compañías se están involucrando de lleno con la práctica de políticas sostenibles, en parte por un sentido de responsabilidad y para no perder la pista a la tendencia verde que viene creciendo en el país.

La economía circular es uno de esos modelos amigables que se empiezan a asomar en el horizonte de las estrategias corporativas; sin embargo, aún existen dudas sobre su correcta definición, aplicación y beneficios.

LA REPÚBLICA conversó con Víctor Umaña, director del Centro para el Desarrollo Sostenible del INCAE, sobre el panorama de esta estrategia y su aplicación corporativa.

¿Qué es la economía circular y qué beneficios ofrece?

Es un nuevo concepto de reutilización de desechos basado en el reciclaje, pero que se enfoca en la capacidad de los sistemas productivos para entender cuál es la vida útil de los materiales y disminuir la compra de nuevos, así como bajar la producción de desechos. Los beneficios principales se reflejan en ahorro en compra de insumos, energía y un menor impacto ambiental.

¿Se aplica correctamente este modelo en el país?

Aún queda mucho por hacer para educar a las empresas, diría que no se aplica en el país salvo por una o dos compañías que han invertido tiempo y recursos para cambiar, la economía circular es una mina de oro que no todos aprovechan, a largo plazo podría ser una buena solución financiera y ambiental.

¿Cuál es el primer paso que debe tomar una compañía con pretensiones de aplicar la economía circular?

Considero que revisar sus políticas de reciclaje y manejo de desechos actuales; a partir de ahí, la educación y capacitación en este modelo son muy importantes para un desarrollo sostenible efectivo, también es clave involucrar a clientes, proveedores y colaboradores en estos objetivos.

¿Cree que las alianzas público-privadas puedan impulsar que más compañías apliquen este sistema?

El sector privado es el que más se está involucrando, lo interesante es ver qué puede hacer el Gobierno para adaptarlo a su plan de trabajo y a sus instituciones, obviamente habría que invertir en capacitación, equipo, etc., pero sería una muy buena iniciativa que no dudo será replicada por más empresas.

¿Cuáles compañías son más propicias para adaptar la economía circular a su modelo de negocio?

Sin duda las que más desechos produzcan, como las manufactureras, las agrícolas, inmobiliarias, solo por mencionar algunas; tratamos de impactar a zonas francas también porque el modelo actual de reciclaje no nos llevará a ninguna parte, a este país ya no le cabe más basura.

¿Cómo cambiar la mentalidad de las compañías para convencerlas de la urgencia en materia sostenible?

Lo más importante es crear un pensamiento de conciencia sobre las bondades del modelo y luego hablarles con resultados a las compañías, las ventajas competitivas son importantes: hay una reducción de costos, optimización de recursos económicos y mejor reputación de su marca ante los clientes, que valoran mucho las acciones de sostenibilidad.

 

Ver comentarios