Logo La República

Domingo, 14 de abril de 2024



ESPECIAL DESCARBONIZACIÓN 2021


Entrevista Especial

“La descarbonización será todo un éxito, pero gracias a nuestro dinero”, Ricardo Trujillo, consultor en energía

Brenda Camarillo bcamarillo@larepublica.net | Viernes 22 octubre, 2021


hombre canoso de lentes y portada del libro Costa Rica descarbonizada
“La descarbonización de la matriz energética de Costa Rica es un oneroso proceso de cambio energético a 30 años plazo, que solo tendrá éxito con nuestro dinero”, Ricardo Trujillo, consultor en energía. Cortesía/La República


Lograr la descarbonización total del país es una tarea a cumplir durante las próximas tres décadas, que nos brindará beneficios ambientales y económicos, siempre y cuando se ejecute de manera acelerada y sustentable.

Sin embargo, la falta de incentivos fiscales y de difusión a nivel nacional explicando las ventajas de migrar a una economía libre de carbono, han limitado la participación de miles de personas y empresas en el proceso, de acuerdo con Ricardo Trujillo, máster y consultor en energía

¿Cómo beneficia la descarbonización a las personas y al país?

El país sería uno de los primeros en el mundo en cumplir en su totalidad con el compromiso adquirido al firmar el Acuerdo de París para mitigar el calentamiento global.

En el proceso dejaríamos gradualmente de importar combustibles fósiles por $2,000 millones anuales que son los causantes del 50% de la emisión de gases con efecto invernadero aquí en Costa Rica, ahorrándonos de paso un monto anual creciente desde los $ 50 millones el primer año, hasta lograr la meta de $2,000 millones en el 2050, para un total acumulado estimado en 30 años de entre $23,550 y $31,000 millones.

Lea más: El gran defecto del plan de descarbonización de Costa Rica

¿Cómo la población puede contribuir a la descarbonización?

Por el momento solamente hay una ruta, sustituir el uso de la gasolina y diésel por energía eléctrica. Eso implica cambiar para el 2050 toda nuestra flota automotora de gasolina por motores eléctricos.

Adicionalmente se requerirá de una sustancial inversión en plantas de generación eléctrica que produzcan toda la energía que demandarán esos nuevos autos eléctricos.

Ese costo de inversión todavía no se ha considerado en los planes de gobierno. El plan de la descarbonización no indica ni contempla aportes presupuestarios para ese fin, ni detalla los estímulos fiscales para incentivar las inversiones privadas en esos rubros.

¿Qué ha ocasionado que la gente no se involucre más en el proceso?

Hasta la fecha, la descarbonización ha sido promovida únicamente hacia el exterior. Y la promoción a nivel mundial de nuestro plan de descarbonización, por sí sola, no garantiza su éxito.

La falta de leyes y decretos coadyuvantes ha sido el principal obstáculo de la participación masiva en dicho proceso.

Esto va a cambiar con la aprobación en segundo debate del proyecto de ley 22009. Esa futura ley le facilitará a la sociedad costarricense el contar con energía eléctrica del más bajo costo para su uso residencial, comercial e industrial y para la energización de la futura flota de autos, buses y trenes eléctricos.

En el escenario actual con la crisis sanitaria, desempleo y problemas económicos, ¿por qué el tema de la descarbonización debería de ser prioritario para las personas?

La crisis económica y fiscal que vivimos ha obligado a todos a dejar de invertir en proyectos país de largo y mediano plazo, como ha sido por ejemplo el tren eléctrico.

Sin embargo, la prioridad de la población está enfocada en bajar sus costos de vida de inmediato, y entre ellos está la reducción en su factura eléctrica.

Con la generación solar distribuida se lograría ese propósito y de paso se contribuiría mucho en la ruta hacia la descarbonización del país.

Los avances del Plan de Descarbonización anunciados por las autoridades ¿qué tanto han contribuido para cumplir la meta?

La población todavía no ve los reducidos incentivos fiscales para la compra de autos eléctricos, ni de una sustancial rebaja en las tarifas de energía eléctrica.

La meta para la descarbonización es ahora más distante que cuando el presidente Alvarado dio a conocer el proyecto en mayo del 2018.

Como conclusión: la descarbonización de la matriz energética de Costa Rica es un oneroso proceso de cambio energético a 30 años plazo, que solo tendrá éxito con los aportes de nuestros dineros, ya sea para comprarnos un carro eléctrico o para invertir en nuestra propia planta solar.

Lea más: ¿Por qué falló el Plan de Descarbonización y qué le espera al país en materia energética?

¿Quién es?

Nombre Ricardo Trujillo Molina

Cargo Consultor en energía y gerente de Fibrotel SA

Trayectoria

Senior Member del IEEE

Autor del libro “Costa Rica descarbonizada”. Disponible en www.lulu.com

Formación

Master in Science in Electrical Engineering de la UCSB

Bachelor in Physics del Pomona College


NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.