Jóvenes con discapacidad pulen destrezas en tecnología
Enviar

La población con discapacidad es de las que más les cuesta insertarse en el mercado laboral, con alarmantes tasas de desempleo de hasta un 63%.

Los más marginados son quienes tienen discapacidad cognitiva; es decir, aquellas personas con procesos de aprendizaje más lentos, que poseen capacidad para aprender, pero que requieren cierto apoyo a nivel didáctico y educativo.

Por esto, la Fundación Omar Dengo (FOD) apoya el programa Empléate Inclusivo del Ministerio de Trabajo, con el cual capacita a jóvenes de 17 a 35 años para que puedan aprender el uso de herramientas digitales.

“Nuestra propuesta educativa está dirigida a que los estudiantes puedan desempeñarse de manera óptima en cualquier oportunidad de trabajo donde las tecnologías digitales tengan un papel importante. El programa contacta a distintas empresas y refiere los perfiles de salida de los estudiantes para que sean llamados a entrevista en el momento en que requieran sus servicios”, explicó Leda Muñoz, directora ejecutiva de la FOD.

El entrenamiento dura ocho meses y consta de diez módulos, una vez concluido, los beneficiarios se gradúan con un título de gestión básica en el uso de oficina.

Es decir, al finalizar el programa, los participantes tendrán conocimientos teóricos y prácticos para utilizar las tecnologías digitales y asistir en oficinas o departamentos comercial y administrativo de las empresas.

“Es un chico que al final del proceso sabe resolver problemas básicos como el uso y mantenimiento de equipo, puede realizar arreglos y configuraciones con un nivel técnico básico. Aprende a trabajar procesadores de palabras, elaborar hojas de cálculo electrónicas, elaborar bases de datos de clientes y proveedores, cotizaciones, presentaciones efectivas”, ejemplificó Elena Carreras, directora de Innova - FOD.

Además de aprender sobre tecnologías de la información, durante estos ocho meses de formación desarrollan habilidades blandas que son muy importantes, tanto para su vida personal como profesional.

Autoconfianza, seguridad, independencia, cumplimento de tareas y horarios, trabajo en equipo, comunicación asertiva y responsabilidad, son algunas de esas capacidades que adquieren.

Por el momento, esta alianza ha conseguido graduar a dos grupos de jóvenes. En la primera “camada” participaron unos 26, y recientemente se sumaron otros 14.

Los beneficiarios de este programa deben tener entre 17 y 35 años. El requisito es contar con primaria aprobada y con conocimientos de lectura y escritura de segundo grado.

Además, tener un nivel de autonomía e independencia que les permita asistir a la capacitación y movilidad de sus extremidades superiores.

El Ministerio de Trabajo se encarga de seleccionarlos y remitirlos a la FOD. Datos de 2016 revelan que el programa ha capacitado a unos 555 jóvenes y unos 234 han conseguido empleo.

Empresas como Más por Menos y Uber han reclutado a algunos de estos graduandos. Sin embargo, se insta a otras compañías a contratar a esta población.

“Instamos a todas las empresas a poder acercar a las personas con discapacidad cognitiva al mundo del trabajo. Tienen los mismos derechos y grandes capacidades, solo necesitan una oportunidad. Siento que a muchas empresas les faltan información y capacitación para derribar esos mitos infundados”, afirmó Carreras.


Gran desempleo

El 63% de población con discapacidad y edad de trabajar (entre 15 y 35 años) está desempleado, lo que representa unas 250 mil personas

De esas:

-1/3 busca trabajo desde hace más de un año
-El 9% no sabe leer ni escribir
-Solo un 41% posee estudios secundarios
-Solo el 19% cuenta con estudios superiores

Fuente: Plan Nacional de Inserción Laboral de Personas con Discapacidad

 


Ver comentarios