Japdeva y APM harán millonarias inversiones en 2017
APM tiene previsto comprar seis grúas pórticas cuyo valor será de unos $70 millones, dijo Kenneth Waugh, gerente de la compañía. Archivo/La República
Enviar

Con el objetivo de modernizar y hacer más competitivos sus respectivos puertos, la empresa holandesa APM Terminals y la estatal Japdeva preparan millonarias inversiones para 2017.

En el caso del puerto administrado por el Estado, se pretende comprar dos grúas tipo post panamax, con capacidad para mover unos 35 contenedores por hora cada una.

Esto permitirá reducir a la mitad el tiempo que cada barco pasa en el puerto, mientras que se disminuirán en cuatro horas, los tiempos de descarga y carga de contenedores que actualmente se extienden por 21 horas.

“Estas grúas darían un rendimiento de 35 movimientos cada 60 minutos, podríamos llegar a la meta planteada en el Plan Nacional de Desarrollo, que establece dicha reducción en los tiempos de espera. Actualmente, las tres grúas que tiene cada buque, hacen 30 movimientos, con la nueva maquinaria duplicaríamos el rendimiento en este momento”, explicó José Aponte, gerente de Administración Portuaria de Japdeva.

La inversión total asciende a unos $16 millones.

Las nuevas adquisiciones se instalarán en el puerto Gastón Kogan de Moín, actualmente sin equipo de descarga de contenedores, por lo que se prevé un incremento significativo en la competitividad del muelle que agilizará su operación portuaria.

Debido a que Japdeva no podrá competir con APM, la empresa estatal se enfocará en atender buques mixtos y hacer transbordos de mercancías para competir.

Las embarcaciones mixtas están diseñadas para transportar pasajeros y vehículos, pero también camiones y remolques que contengan mercancías diversas.

Mientras que el transbordo implica el paso de artículos de una embarcación a otra, con el objetivo de enviar los buques a diferentes destinos, ya sea Estados Unidos o el continente asiático, entre otros lugares.

Por otra parte, la Terminal de Contenedores de Moín (TCM) que inaugurará APM Terminals a inicios de 2018, tiene previsto comprar seis grúas pórticas cuyo valor será de unos $70 millones.

El costo de cada dispositivo es de unos $12 millones e implicará hasta una reducción del 40% para exportar, de acuerdo con cálculos de APM Terminals.

La TCM tendrá capacidad para hacer hasta 38 movimientos cada 60 minutos, en cada una de sus seis grúas, “una vez que se den las condiciones y el entrenamiento”, de acuerdo con Kenneth Waugh, gerente general de APM Terminals.

Esto implica que la TCM podrá movilizar unos 5 mil contenedores al día cuando trabaje a plenitud.

“El muelle es una plataforma que debe estar alineada perfectamente; mientras que la protección que se le da con el rompeolas es fundamental para que el barco no se mueva y las grúas se vuelvan más eficientes. Cuando puedan bajar de manera milimétrica, podrán hacer más movimientos, aumentando la capacidad”, agregó Waugh.

En estos momentos, las obras de construcción de la TCM ya alcanzaron un avance superior al 50% y no se prevé ningún atraso para su inicio de operación en enero de 2018.

Una vez que la TCM entre en operación, la empresa extranjera pagará un canon anual a Japdeva, que se utilizará en el desarrollo de la provincia de Limón.

201612201505480.530-rec.jpg

Ver comentarios