Japdeva apuesta a buques mixtos y trasbordo para sobrevivir
Enviar

201606261908050.rec-11.gif
Atender buques mixtos y hacer trasbordos de mercancía son las estrategias que planea Japdeva para aprovechar la ampliación del Canal de Panamá y al mismo tiempo, defenderse de la amenaza que representa la entrada en operación del megapuerto de APM Terminals en 2018.

Las embarcaciones mixtas están diseñadas para transportar pasajeros y vehículos, pero también camiones y remolques que contengan mercancías diversas.

Mientras que el trasbordo implica el paso de artículos de una embarcación a otra, con el objetivo de enviar los buques a diferentes destinos, ya sea Estados Unidos o el continente asiático, entre otros lugares.

“Uno supondría que la ampliación del Canal del Panamá significará una oportunidad de aumentar el volumen de carga que se atiende en Japdeva, ya que un porcentaje de la carga requerirá trasbordo. Por otra parte, APM Terminals atenderá alrededor del 60% de los barcos cuando entre a operar, ya estamos haciendo estudios de mercado, para llenar algunos espacios con nuevos servicios, como podrían ser buques mixtos”, dijo Ann Mckinly, presidenta ejecutiva de Japdeva.

En principio, los cruceros que se atienden en el Muelle Alemán para turistas, también serían administrados por Japdeva.

Para enfrentar los retos, Japdeva ha concesionado la construcción de un nuevo remolcador por $8 millones, el cual tendrá una fuerza de unas 58 toneladas de tiro.

La firma ganadora es la holandesa Damen Shipyard Gorichem y si la Contraloría da el visto bueno, esta ya estará operando a finales de año.

Este domingo las autoridades panameñas inauguraron un tercer juego de esclusas, con dos nuevos complejos en los lados del Pacífico y el Atlántico del Canal de Panamá, y la creación de un tercer carril de circulación para los buques grandes, en el que cada complejo de esclusas contará con tres pasos.

Al poder atender barcos con una capacidad de casi el triple de los actuales, habrá tarifas competitivas no solo para exportar a Estados Unidos y Europa, sino también para enviar los productos a Asia, la región de mayor crecimiento del mundo.

Con la ampliación del Canal de Panamá se podrán atender buques de 427 metros de largo y con capacidad con 14 mil contenedores.

La conectividad ampliada a bajo costo significa que nuestros productos agrícolas, como piña y banano, entre otros tipos de exportaciones, encontrarían mercados más accesibles al reducirse el tiempo de viaje.

En 2018 cuando entre a operar la terminal de APM en Limón, cambiaría además la logística regional actual, ya que al poder atender buques tipo Post-Panamax de hasta 8.500 contenedores, se evitará en muchos casos, la necesidad del trasbordo para acceder a mercados más lejanos.

“La capacidad de APM Terminals incrementará la actividad naviera del país, lo cual generará un aumento del 23% en el comercio. Además, debido al desarrollo de una infraestructura portuaria de primera línea, se podrá atender buques portacontenedores en un tiempo menor. Según datos de la misma investigación, la nueva terminal de contenedores reduciría en un 61% el tiempo de espera y atraque de los navíos, lo cual aumentará la eficiencia de la actividad portuaria nacional, convirtiendo el país en un lugar más atractivo para las navieras”, dijo Kenneth Waugh, director general Costa Rica de APM Terminals.

 



Ver comentarios